¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

No soy la persona que acostumbra hacer esto pero pasó y hay que dejar una evidencia así sea solo para mí.

Todo comenzó hace un tiempo, cuando conocimos con mi esposa la hermana de una amiga, siendo franco en un principio la chica a mí no me interesaba, pero con mi esposa fue otra cosa, fue un feeling casi instantáneo.

Me causó mucha curiosidad ver cómo hablaban y hablaban; recordar aquellos tiempos en los que yo era el que hablaba con ella por horas y el tiempo se pasaba volando fue algo bonito.

Empecé a notar en nuestra amiga en común que le gustaban las chicas no sé porqué pero siempre he tenido como un sexto sentido para identificar una persona que no es hetero y así fue, pasó bastante tiempo hasta que un día en una fiesta ella le dijo a mi pareja mientras dormía qué le gustaba, realmente mi pareja no estaba tan dormida. Igual ella durante mucho tiempo no me dijo nada; después de un tiempo yo hablé con nuestra amiga, fui muy sincero con ella y de igual forma ella conmigo.

Yo le dije que notaba que a ella le gustaban las chicas, me dijo que sí, que era cierto y que le gustaba mi pareja; para ese momento mi pareja aún no me había contado lo que pasó aquella noche en esa fiesta.

A decir verdad yo ya llevaba días fantaseando con las dos, entonces le dije a ella que también me gustaba, a lo cual ella me respondió que ese gusto era mutuo. Hablamos durante mucho tiempo, de cómo sería ella, tú y yo... La verdad fue delicioso pensarlo, creo que hablamos tanto esa noche que nos excitamos, estábamos en una reunión con nuestros amigos pero realmente lo que queríamos era coger. Hubo un momento en que yo estaba poniendo música, ella se sentó a mi lado y puso mi mano en medio de sus piernas… fue delicioso... 

Finalmente tuve que salir, aclompañe a unos amigos que ya se iban a ir para su casa a tomar transporte, al regresar no la vi por ningún lado, entre a mi cuarto para dormir y ¡oh sorpresa! Ella estaba acostada justo al lado de mi esposa y sí lo confieso, quisiera lanzarme encima de ellas para hacerle a las dos todas las cosas que tenía mi cabeza, pero la verdad no sabía que iba a pensar mi esposa de ella, de nuestra amiga, sabía qué quería de todo esa noche, aún así me conformé con arrunchar a mi esposa y con una de mis manos acariciar a nuestra amiga, la cual estaba haciendo lo mismo con mi esposa.

Al otro día, al despertar mi esposa no estaba en la cama, estaba haciéndole aseo al apartamento pues la noche anterior había sido un desmadre; yo en ese momento lo único que hice fue manosear a nuestra amiga y confieso que fue rico pero yo quería más!.

Ese día, en la tarde ella se fue con su hermana, pasaron unos días y empezamos a hablar muchísimo por WhatsApp, queríamos que lo de los tres pasara ya. En una noche de esas, en la que mi esposa dormida y yo hablaba con ella, me envió un video un poco subido de tono, el cuál me pareció súper sexy… lo confieso esa noche me masturve pensando en ella… 

Pasaron unos días y habían decretado nuevamente cuarentena ese fin de semana, hablando con ella pensamos que sería rico que ella estuviera con nosotros esos días, así que armamos todo un plan para que ella hablara con mi esposa y así se pudiera quedar esos días en nuestra casa… Finalmente paso...

Esa primera noche dijimos que íbamos a ver películas, pero nada, mi esposa se durmió ya que estaba muy cansada. Ella y yo hablamos por WhatsApp pues no sabíamos qué hacer… Al final nos arrunchamos con mi esposa que estaba en medio, nos tocamos mutuamente un poco nada grave; ella besó a mi esposa mientras dormía, pero sólo Dios sabe que yo quería que pasara de todo!.. 

Al otro día nos despertamos súper tarde, yo hice el desayuno y cada uno se ocupó en sus cosas el resto del día, esa noche teníamos una actividad con nuestra familia y ella nos acompañó, nos dieron como las dos de la mañana allá, entonces nos fuimos a dormir nuevamente los tres en la cama. Fue una combinación entre tierno y rico, no pasó nada grave lo mismo de lanoche anterior.

Al día siguiente, en la mañana mi esposa se despertó temprano hacer aseo al apartamento, a decir verdad yo estaba muy excitado; nos tocamos un poco con nuestra amiga, yo metí por primer vez mis manos dentro de sus bragas y toque ese suave y delicioso abdomen, hasta bajar a esa vagina que estaba súper mojada, yo introduje un poco uno de mis dedos dentro de ella para sentir lo rica que estaba... 

Ella hizo hizo lo mismo conmigo, metió su mano dentro de los interiores que yo tenía puestos; yo estaba muy excitado y había lubricado bastante, me pareció muy curioso ver cómo ella frotó sus dedos en mi pene y luego sintió el aroma de mis fluidos.

Al rato nos levantamos, desayunamos y luego volvimos a arrunchar mi esposa, la noche anterior se había puesto una tanga deliciosa, yo le bajé la pantaloneta que tenía puesta he huce un vídeo a ese culo rico y se lo envié a ella, como era de esperar le encantó. Ella y yo queríamos que pasara de todo, ya no queríamos esperar más, pero no sabíamos que iba a pensar mi esposa así que nos levantamos nuevamente, nos bañamos cada uno por su lado obviamente, almorzamos y ella tuvo que irse...

De ese momento en adelante nos desinhibimos con ella, hubo más confianza y nos empezamos a enviar fotos y videos... a decir verdad era algo que yo nunca había hecho, me dio un poco de miedo pero nada igual lo hicimos, teníamos muchas ganas de follar pues no sabíamos cuánto tiempo iba a tardar en que los tres lo hiciéramos. 

Pasaron unos días y ella volvió a nuestra casa, igual que antes nos acostamos los tres en la cama a dormir. Luego de un tiempo desperté, entre dormido y despierto mire como esposa y nuestra amiga se estaban besando, la verdad quise darles un poco de privacidad, así que no dije nada, seguí mirando todo… después de llevar un rato besándose se sentaron en la cama y ella le quitó el top que tenía puesto mi esposa, empezó a lamer de una manera exquisita sus ricos y deliciosos senos, yo podía observar como lo estaban disfrutando y no lo podía creer. Ella se quitó una camiseta que tenía puesta cómo pijama y mi esposa entre pena y deseo le tocó sus senos, no son grandes pero son perfectos, tienen unos pezones delicados, claritos y deliciosos. Para ese momento yo estaba súper excitado y me les quería unir pero decidí esperar, mire como ella puso a mi esposa boca arriba y metió su mano muy suave dentro de la diminuta tanga que tenía puesta mi esposa, la cual empezó a gemir muy suavemente, mientras tanto mi esposa tocaba sus senos de una manera especial (me enloquece solo pensarlo). Siguieron así hasta que quedar si ropa, totalmente desnudas... en ese momento nuestra amiga que es bien osada, puso a mi esposa boca arriba y empezó a lamer su vagina, mi esposa estaba muy mojada se notaba y gemía cada vez más y más duro. Para ese momento ellas estaban tan entretenidas que decidí levantarme y me senté en la cama, mi esposa estaba con la cabeza hacia los pies de la cama boca arriba y nuestra amiga con su boca en medio de sus piernas... pasaron como cinco minutos en los que mire como mi esposa se retorcía de placer y nuestra amiga disfrutaba tanto lamer su vagina, en ese momento mi esposa se dio cuenta que yo las estaba viendo, se sonrojaron y les dio mucha risa la verdad no sé si era pena o qué pero note mucha malicia. Yo simplemente les dije no han terminado necesitan ayuda a los cual ellas respondieron obvio sí, nuestra amiga se sentó encima mío y me empezó a besar fue delicioso, ya la había besado el día que se quedó en la casa cuando la recogí, pero en ese momento fue exquisito sentirla desnuda sus tetas tocando mi pecho, mientras mi esposa me quita la pantaloneta y empieza a lamer mi pene que estaba muy erecto, nuestra amiga bajo ayudarle a mi esposa con mi pene y fue delicioso sentir como una chupaba mi pene y la otra mis bolas. 

Para ese momento yo no me aguante las ganas de bajar y lamer la vagina de nuestra amiga, ella estaba muy mojada se nota que lo estaba disfrutando mucho, dure mucho tiempo con mi lengua y mis dedos haciéndola gemir de placer fue delicioso, la puse en el borde de la cama boca arriba, mi esposa se sentó en su boca mientras yo la penetraba y mi esposa y yo nos besábamos fue delicioso. Mii esposa dijo que ella también quería y así fue me vine dentro de ella, recupere un poco energías y continuamos pues no quería parar, fue delicioso ver como ellas unían sus vaginas y se frotaban mientras yo tocaba sus tetas y metía mis dedos en sus bocas. 

Puse a mi esposa boca arriba en el borde de la cama y le dije a nuestra amiga que chupara su vagina mientras yo la penetraba así pasamos un rato, yo ya sentía que me iba a venir así que les dije y ellas se arrodillaron y me lo chuparon hasta que yo me vine en la boca de nuestra amiga, se besaron y todo terminó arruncharnos nuevamente los tres, pero esta vez nuestra amiga en medio y desnudos. Nos quedamos dormidos y en la mañana desperté y estaba con ropa, igual mi esposa y mi amiga, en ese momento me di cuenta que todo había sido un sueño, pero fue tan real que estaba extremadamente mojado el boxer que tenía puesto debajo de mi pantaloneta. Sé que aún no sucede y espero con ansias el momento en que nuestra amiga, mi esposa y yo hagamos lo que acabo de relatar...

Ya pasó pero en un nuevo relato les contaré


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ