¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Hola les quería contar una historia que me pasó!

Tengo una novia divina con la que llevo muchos años y mi sueño es que me deje metérselo por el culito, para luego pasar a la fantasía 2 que es que estemos dos manes contra ella!

Es una fantasía mía y por ahora no ha sido posible...

Resulta que siempre que se lo pido me dice que no porque tiene en mente que el sexo anal duele mucho, yo le decía que eso no es cierto, que bien hecho debe ser muy rico y entre la conversación me dijo que entonces ella me iba a meter algo a ver si era verdad.

Tenía tantas ganas que le dije que listo, que si yo me dejaba meter algo y no me dolía que ella me entregaba esa nalguita hermosa que tiene (es pequeña pero me interesa es el anito).

Entonces le dije que sí que yo lo hacía (ella no se lo esperaba) por lo que empezamos a conversar con expertos, fuimos donde una sexóloga que nos recomendó un juguete para eso, hablamos con amigos gays que obvio ya lo han hecho y todos nos recomendaron hacerlo.

El día aquel, estábamos en un motel con el juguetico nuevo, nos metimos al jacuzzi para estar bien limpiecitos u después se llegó el momento.

Comenzamos a jugar con el juguetico, le pusimos MUCHO lubricante y empezó a acariciarme con él así bien lubricado y vibrando, se siente súper rico esas cosquillitas, hasta que empezó a hacer presión a ver cómo se iba comportando, la sorpresa fue que en esa calentura  apenas medio presionaba se trataba de ir entero, pero yo estaba un poquito asustado entonces paraba, hasta que sin preguntar lo metió y ese culito mío goloso se lo tragó enterito! Se sentía rico e inmediatamente mi pene empezó a ponerse más duro y a gotear mucho, se sentía rico pero era una sensación extraña, ella estaba súper mojada y me decía “métemelo, métemelo yaaaa...” por lo que empecé a metérselo y era una sensación indescriptible, sentir esa presión y esas cosquillas de la vibración, me senté en la cama con él todavía metido y ella sentada también encima mío abrazándome, con esa presión sentía que me iba a estallar, ella súper excitada, se había venido dos veces y yo haciendo fuerza para aguantar, me dijo “vente ya, lléname de leche!” (Nunca en la vida me había hablado así, me imagino que el momento la llevó a eso). Me vine impresionante, efectivamente quedó llena de leche, mi pene y todo el sector estaba súper mojado de la mezcla de sus jugos y los míos, nos quedamos así unos 5 minutos porque se nos fue el aliento, a los dos nos temblaba todo y nos quedamos dormidos, faltaba tiempo en el motel pero quedamos tan destruidos que no pudimos hacer más. Después de los 5 minutos de break nos dimos cuenta que el plug seguía metido en mi culito, lo sacamos con mucho cuidado (es lo más maluco para mí, porque la parte de más adentro es más gruesa).

Espero que les haya gustado la historia! Más adelante les sigo contando más  que hemos tenido


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ