¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Esta experiencia ocurrió en un teleférico era una fantasia que habíamos estado imaginando y cada vez que hacíamos el amor contábamos como lo imaginamos, que seria lo que haríamos y como lo haríamos. Era demasiado excitante de solo imaginarlo así fueron unos meses hasta que nos decidimos en hacerla realidad.

Buscamos información de los horarios y días que estaba abierto, decidimos hacerlo entre semana y de noche para garantizar que solo fuéramos nosotros solos en la cabina del telecabina. 
Así lo hicimos después de salir de la Universidad mi esposa me espero y nos fuimos directo. Recuerdo que tenia puesto un leggins bien ajustado azul marino de tela suave y transparentoso su cuerpo bien definido, su cabello largo liso y castaño, ojos redondos, piel clara y suave. Tenia puesto un hilo chiquito negro con encajes y transparente que se podía ver completamente cuando se inclinaba. Una camisa holgada que marcaban muy bien sus grandes senos. 
En el camino estábamos un poco nervioso no sabíamos si lo lograriamos hacer si habrían mas personas, etc. Pero nuestro nivel de excitación estaba a mil, nuestros besos muy húmedos y cargados de deseo, notaba su respiración entrecortada, cuando ella está así se pone muy putita y dispuesta a todo. Durante el recorrido en el carro ella iba tocando mi pene que estaba extremadamente duro y grande. Me decía q ya se lo quería meter. Mientras yo metia mi mano en su rajita divina ya estaba full mojada, yo tocaba su clítoris con movimientos suaves sintiendo lo caliente y los palpitos de su vagina deseosa de mucho guevo.
Llegamos al estacionamiento y justo otra pareja estaba estacionando... ambos salimos de los carros y nosotros pudimos notar como su intención de ingresar al carro nuevamente. Se miraron fijamente y decidieron avanzar a lo cual nosotros decidimos esperar un poco en el carro para no coincidir en la misma cabina aunque muy probablemente ellos tenían la misma intención que nosotros. ?
Vimos que tomaron unas de las cabinas y mientras subía notamos que aunque tenia papel ahumado la cabina se ve claramente hacia adentro por las luz interna que tienen las cabinas. Ya no había mas nadie y decidimos ingresar... Efectivamente nos toco una de las cabinas solo para nosotros. Evidentemente desde adentro de la cabina se ve mucho mas claro hacia afuera se siente totalmente expuesto. Esperamos unos minutos hasta alejarnos de la estación principal. En el recorrido de subida justo al lado de la cabina estaban las cabinas que van de regreso bajando como 10mtrs aproximadamente de distancia y aunque la mayoría bajaban vacías muchas de ellas tenían pasajeros... 
Seguían los nervios estábamos sentados uno al lado del otro y comenzamos besándonos apasionadamente, estoy tocando sus pechos grandes y suaves, bajo su brasier, para tener mejor alcance a sus pezones los cuales le doy un poco de presión con mis dedos y suelto para volver a presionar, eso la excita mucho. Mi mano baja por su vientre y llega a su vagina ella abre mas sus piernas para darme mejor acceso a su clítoris. Comienzo a tocar con suavidad mientras lo lubrico con sus fluidos. Bajo un poco mas he inserto un dedo en su vagina... En ese instante deja de besarme solo para dejar escapar un largo gemido, cierra sus ojos se inclina hacia atrás comienza a mover sus caderas y mi dedo cada vez mas adentro puedo sentir lo húmeda q esta. 
Con su mano busca mi pene la ayudo un poco bajando mi pantalon y sacandolo de mi boxer con total acceso comienza a masturbarme muy rico lubricandolo todo. Aprovecho y le bajo el leggin hasta las rodillas aparto su hilito y continuó masturbandola sus movimientos ya son tan fuertes que la cabina comienza a tambalearse mas de la cuenta.
Mi mano totalmente mojada de sus fluidos ya tenia 3 dedos adentro de su coñito. Entre gemidos me pide que se lo lo quiere meter ya! Bajo su hilo y me quedo sentado con las piernas extendidas ella se levanta y se sienta sobre mi de espaldas toma mi pene lo coloca en la entrada de su vagina y se lo mete de un empujón, se le escapa un gemido, comienza a cabalgarme rico. La vista que tengo de su cuerpo es fenomenal... Ese bronceado en sus nalgas, sus senos rebotan con el movimiento se los agarro y la presióno entre cada arremetida.
El momento era mas excitante de lo que habíamos imaginado algunas cabinas pasaban bajando con personas, el papel ahumado y la oscuridad de la noche tal vez nos cubrían un poco pero nos sentíamos totalmente expuestos aun así era tan excitante que ya no importaba.  Sus caderas aumentaban el movimiento, sus gemidos se intensifican su cara se pone roja. La tomo de las caderas y dejo que sus senos se muevan libremente... la cabina se tambalea cada vez mas la vista y el disfrute del momento nos hizo llegar a un orgasmo explosivo y largo... Duramos unos minutos en recomponernos hasta que vemos q estamos próximos a llegar a la estación final...

¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ