¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Las mejores experiencias pasan sin ser planeadas, sin buscarlas, solo pasan y ya.El sábado acompañamos a nuestros hijos a una fiesta de 15 años de una de sus compañeras del colegio,  la cual se realizo por el norte, a las afueras de Bogotá.Por esto de la pandemia hacia mucho tiempo que no teníamos vida social, y pues aproveché para vestirme espectacular, Un vestido gris de tela satinada con brillos, escote profundo y espalda descubierta muy corto. Tacones altos...(obvio sin ropa interior)Me sentía muy femenina y sexy Llegamos a eso de las 10pm y nuestros hijos salieron corriendo al encuentro de sus amigos y nosotros quedamos sólo sin conocer a nadie.Poco a poco nos integramos, bailamos un par de veces, sentía los ojos de los hombres sobre mi, mi esposo reafirmó esa situación y me susurró al oído, "aqui mas de uno te quiere coger" eso la verdad me puso muy caliente, y él tambien lo estaba, a él le exita que yo sea deseada por otros, bailamos otra pieza, me acompaño a la mesa y me dijo ya vuelvo, voy al baño, más tardo él en irse cuando alguien me invitó a bailar, yo accedí, igual era una fiesta, era un señor de cuarenta y tantos, muy elegante, olía delicioso y bailaba muy bien.  Luego me saco un joven talvez 24 años, de barba, atlético, brazos fuertes,  Atrevidos,  Me tomaba fuerte de la cintura contra él, acariciaba descaradamente mi espalda desnuda; alcancé a ver a mi esposo con un vaso de whisky en la mano a la distancia, me observa, y levanta el vaso a modo de brindis, allí supe que esa noche nos íbamos a divertir más de la cuenta, seguí Bailando y me dejé llevar por ese joven y sus brazos fuertes, sentí su verga erecta contra mi pelvis,  pero la canción termino y fuí a la mesa, y enseguida llegó mi esposo.  Me beso y me dijo que rico que te estés divirtiendo, luego vimos donde estaban nuestros hijos, y ellos estaban en su cuento con sus amigos.  Llego la media noche y todo el protocolo de 15 años, (ya saben) así que salimos de esa área para darle lugar a la familia y personas allegadas quienes estaban muy atentas a la ceremonia, y nos sentamos en una mesa del jardín,  está muy solo ya qué la mayoría estaban al rededor de la tarima, Aprovechamos y fumamos un cigarro, y mi esposo paso su manos por debajo de mi corto vestido, y vió que estaba húmeda, chupo sus dedos y me dijo, veo que te gusto bailar con ese joven, yo lo bese y le dije, ese cabron me estaba acariciando mi espalda con sus manos y su dura verga quería romper mi vestido y penetrarme... En eso llego un mesero y nos sirvió un par de tragos, a lo que yo respondí, solo wisky para el,. Yo soy la conductora elegida. El me sonrió mientras veía mi escote, y me pregunta " le apetece algo?"  Yo con algo de burla le dije, mientras me mordía los labios . Si corazón, algo bien caliente que este fuerte y que sea negro. El con algo de desconcierto se quedó mudo a lo cual le agregué, un café por favor. Acompañado de una risa picarona.  El sólo dijo, enseguida, con el mayo gusto. Y se retiró. Mis esposo se rió y dice, ya deja de asustarlo, Más bien dale una buena propina si te logra conseguir un café en este tipo de evento. No paso mucho tiempo cuando a la distancia lo vi venir con una charola y una tetera. Enseguida deje subir mi vestido para que quedara al descubierto mi vagina recién depilada, y afloje el tirante del cuello, para que el escote fuera más pronunciado, y dejara ver mis pezones.El joven y muy atractivo mesero se acerco, note como su mirada se clavaba en mi vagina y secuencialmente en mis senos, pero el muy mesurado tomo la taza de la charola la puso sobre la mesa, luego coloco una cuchara y sobres de endulzantes de varios tipos, y por último sirvio el café muy caliente. yo me incliné para disfrutar el aroma del café, movimiento que permitió dejar al descubierto uno de mis senos, ví la expresión de exaltación del jóven quien se apresuró a preguntar, desean algo más, yo sólo dije, si corazón otro wisky para mi esposo, el dijo enseguida.  En ese momento mi esposo dijo, sigueme la cuerda, quiero que le des la propina a este servicial jóven, me haré que estoy pasado de tragos, y tu le pedirás que te ayude a llevarle al lugar de estacionamientos para que pueda descansar dentro del auto.  El lugar era una finca y el área de estacionamiento era zona verde muy grande, que se encontraba muy retirada de la multitud. Llego nuevamente el guapo mesero y le sirvió el trago a mi esposo, quien lo tomó rápidamente fondo blanco, luego de poner el vaso sobre la mesa intentó levantarse he hizo que se caía,  yo torpemente acudí a intentar levantarlo y tras de mí el joven mesero a ayudarme. Y dimos comienzo al plan de mi esposo.Llegamos al auto, (el cual tiene vidrios polarizados) me apresure abrí la puerta del copiloto, el mesero lo sostuvo y luego lo sento en la silla, luego yo entre dando mi espalda al mesero, y dejando al descubierto mi cola con el vestido a media cintura, mientras reclinaba la silla y acomodaba las piernas de mi esposo,  luego giré, y me acomode el vestido, mientras pedía disculpas al mesero, el solo decía, tranquila señora,  pude notar la erección que sobre salia en su pantalón, y sin pensarlo dos veces me acerque a el puse mi mano en su nuca y lo bese mientras con la otra mano apretaban su gruesa verga, el no opuso resistencia y se dejo llevar en ese beso profundo. Luego le incliné y empecé a buscar esa verga para darle una mamada, mientras mi esposo estaba de espectador desde el interior del auto. Me acomode de tal manera que mi esposito pudiera ver como me tragaba esa verga gruesa, mientras tanto este joven con su mirada vigilante a los alrededores para no ser descubiertos. Yo ya estaba muy exitada, tenía varias cosas en mi mente, mis hijos el joven con quien baile, mi esposo viéndome desde el auto, de repente el mesero saca mis tetas del vestido y empieza a pellizcar mis pezones,  me puse de pie y me dió la vuelta y me clava con agresividad, en ese momento no me importo la ausencia del condón, solo deje escapar un gemido, y abrí mas la piernas para que pudiera meterme toda esa gruesas verga. Me clavaba una y otra vez con fuerza y tuve mi primer orgasmo fue delicioso. Sentí como se incrementó la dureza de esa deliciosa verga, y me apresure a girarme para chuparla una vez más y recibir todo su semen en mi boca lo tragué todo, y deje muy limpia esa rica verga. Después el mesero se acomodó la ropa y se alejó para su trabajo. Yo me entre al auto y mi esposo se paso a la silla de atrás, me besó con gran pasión y luego me chupo mi vagina recogiendo todos mis jugos vaginales. Luego le chupe su verga y le saque su rica leche.   Lueguito volvimos a la fiesta y bailamos un par de veces, el mesero paso una que otra vez y cruzamos miradas. Ya era como las 2 de la madrugada, y buscamos a nuestros hijos, era tiempo de irnos, pero ellos se querían quedar un rato más, así que les dijimos que una hora más,  que a las 3 nos íbamos.A esa hora ya los tragos hacían efecto en la mayoría de los invitados, así que los hombres eran más desinhibidos y me acechaban para bailar, la mujeres me veían y murmuraba, yo por mi parte, estaba totalmente sobria así que veía todo desde una óptica muy objetiva, y controlaba la situación. Le dije a mi esposo que me acompañara a buscar un baño y me tomo de la mano y salimos, había un pequeño kiosco al lado de unas caballerizas, y fuimos allí mientras caminábamos pudimos ver a una pareja entre las sombras que estaban cogiendo encima de unas pacas de heno, nos quedamos ocultos viéndolos entre las sombras cosa que nos produjo mucho morbo. Ya era casi la hora de marcharnos así que debíamos buscar a nuestros hijos, quizá si estuviéramos solos hubiera sido una nueva aventura.Eso fue todo en esa noche, ya hacia falta salir de la rutina.Espero les haya gustado nuestra experiencia y recibir sus comentarios


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ