¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

El mejor amante que he tenido en mi vida.

Después de haber cumplido mi fantasía con él, me enamoré. Hace 10 años le conozco y siempre que quiere comerme, atiendo a su llamado de manera rápida.

La última vez que lo hicimos, fue ayer 9 de octubre.

Fue tan excitante, como todo el sexo con él. Llegamos al motel, entramos a la habitación y sin decir casi ni una palabra, me empezó a besar y acariciar, yo encantada como siempre, respondí a sus besos y caricias y despacio nos empezamos a desnudar. Me tumbó en la cama, me abrió de piernas y empezó a chupar mi vagina que ya estaba super húmeda por los besos anteriores, empezó a meter su lengua y sus dedos, y a chupar de arriba a abajo, ya me tenía tan caliente que le pedí que me metiera un dedo en  el culo y así fue, tan excitante que en cuestión de segundos me hizo venir en su boca. 

Me puse de pie y ya era mi turno, le di un beso largo, aún estando lleno de mis jugos, nos excitaba eso mucho más, tenía la verga dura y mojada, tal como me gusta, empecé a mamarla y a disfrutar de su humedad, podía ver y sentir como se retorcía y gemía de placer, metía sus bolas en mi boca mientras le masturbaba, hasta que me agarró duro del cabello y me hizo parar. Me cargó, me tumbó de nuevo en la cama y despacio me fue penetrando, con una pierna sobre sus hombros y la otra rodeando su cintura.

Llevábamos varios días sin vernos, extrañaba sentir su verga dura dentro de mí, cada que le decía lo mucho que lo extrañé, la embestida era más fuerte y placentera.

Después de un rato en esas, me puso en 4 y yo como buena amante con él, me dejé nalguear hasta dejarme roja, lo disfrutamos tanto, mientras me penetraba me metía sus dedos en el culo, y me nalgueaba duro, yo sólo gritaba de placer mientras le pedía que me diera más.

Me puse encima de él y empecé a cabalgarle, él tocaba mis senos y me apretaba los pezones, que bien duros estaban por la calentura que tenía, hasta que me empezó a cachetear y eso hizo que me viniera de una sobre él. 

Me vine super rico y aprovechando la excitacion de él, me bajé rápido para empezar a darle otra buena mamada, me agarraba del cabello para que no parara, mientras le chupaba esa verga deliciosa, me iba masturbando, hasta que me dijo "no pares mami, ahí viene toda mi lechita calientita para ti" y se vino en mi boca, como siempre lo ha hecho. Su cara de placer, es indescriptible, al ver como me tragaba toda su leche, que por cierto, me encanta (es al único hombre que he dejado hacerlo) 

Y bueno, espero les guste mi relato, de verdad que ese hombre me pone y me tiene como quiere. Lástima que es una relación prohibida, pero aún así, lo amo. 


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ