¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Estaba aún muy joven, 15 años, rebelde, había perdido a mi padre hacia unos meses y tenía un montón de incertidumbres y expectativas, la ciudad donde crecí es pequeña, de clima caliente y por ende muy festiva, acababa de pasar el año nuevo y aun estábamos en vacaciones, y aun hacían fiestas en ciertos clubes, en una de esas la conocí, bajita, menuda y tetona, cabello muy largo y negro, una cara muy latina, morena y picara, esa noche simplemente la invite a bailar y nos enamoramos, fue de esas relaciones que son, pero no serán, tormentosas, intensas, pasionales, pero en el fondo, aunque te imaginas como seria, sabes que no será.

Ella y yo teníamos la misma edad, pero ella estaba en último año, yo, por cosas del destino, tenía un par de años más en bachillerato, la relación empezó como todas, al principio todo era maravillosos, pedir permiso para salir a su mama, visitas sagradamente los fines de semana, o por lo menos en los que no tenía que trabajar, en fin un noviazgo muy típico, jejeje, ella era virgen, aunque era muy loca, extrovertida y picante, y yo aunque no era virgen, nunca había hecho el amor, y esa fue la cagada... de ahí vino lo que llamamos el encoñe, pero gracias a esa experiencia a esa edad, jamás me volvió a suceder, es más estoy seguro que eso fue lo que dio pie a mi vida sexual tan activa.

Con el pasar de los meses, la relación se hizo más corporal, ya los besos y las caricias eran más sexuales, lo intentamos muchas veces, pero siempre pasaba algo, no era el momento o no era el lugar, manoseo, pajas mutuas, hasta chupadas fugaces, pero de aquello nada, un día paso, la penetre, pero fue raro, porque fue en el apartaestudio de un amigo, habíamos 4 parejas, estábamos muy tomados y casi que fue sexo en público, mejor dicho fue (aunque no fue la última vez que lo hice), jajaja, cuando salimos del lugar mis amigos me tomaron bastante del pelo por eso, jajaja, entonces el tema quedo así, por ese fin de semana, como que fue pero no sé, paso muy rápido y raro, jajaja, los días subsiguientes hablamos mucho del tema hasta que un par de semanas después se nos dio otra oportunidad, esta vez con más calma, sin alcohol y obviamente se sintió intenso, ella estaba muy estrecha, se sentía genial, además ella era muy pasional, muy arrecha, y gemía súper, lógicamente yo eyaculaba afuera, después de eso, la relación obviamente se volvió más intensa, más de piel, buscábamos la oportunidad cada vez que podíamos, pero hubo una vez que fue mágica, sus padres estaban fuera de la ciudad, ella viva en una casa muy grande, con 2 pisos y varias habitaciones, al ser ella la mayor de los hermanos, quedo a cargo de la casa, sus hermanitos ya dormían, la mama salió con su papa entre semana, pensando que eso dificultaría las visitas hasta tarde, pero en mi caso no fue así, simplemente esa noche Salí de la casa y fui a verla a su casa, inicialmente empezamos en el sofá de la sala y ella me llevo a una habitación que tenían al final del primer piso, allí se desnudo, de frente a mi, dejándome contemplar ese buen par de tetas que tenia, era lo que mas me gustaba de ella, nos fundimos en un apasionado beso mientras nos acostábamos, le hice el amor con una intensidad abrumadora, ella lo disfrutaba mucho, logre llegar por lo menos unas tres veces durante la faena, después de eso nos bañamos y yo salí de la casa de una manera furtiva, pueblo chico, infierno grande, jejeje…

La relación, al acercarse el final de año, empezó a ponerse un poco toxica, ella se iba a estudiar a la universidad y yo me quedaría en la ciudad, eso me deprimía mucho y la actitud de ella era precisamente la actitud del que se va, empezó a perder su interés en mí, al principio fue duro, pero afortunadamente tenia buenos amigos en esa época que me ayudaron a salir de esa tusa, el tema se resumía a eso, un encoñe con tusa incorporada, jajaja, después de salir de ese mierdero, simplemente me la tome un poco más relajado, la novia (oficial) que tuve después sufrió un poco las consecuencias de ese aprendizaje así mismo las mujeres que se me atravesaron en los años siguientes, ella y yo duramos desconectados varios años, mucho tiempo después, gracias a las bondades de las redes sociales ella me ubico y volvimos a hablar, digamos que debíamos cerrar un ciclo, pero no de la forma que creen, realmente ella varios años después de habernos contactado me confeso que al irse de la ciudad estaba embarazada de mí y que había abortado al bebe, que sentía que debía contármelo, fue una buena catarsis para ella, pero bueno, ya había pasado y no se podía cambiar, igualmente, ella y yo no estábamos hechos para compartir nuestras vidas, nuestras vidas siempre fueron muy diferentes y el destino me tenía preparado otro camino.


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ