¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

En ese momento la prima todavía estaba sentada encima mio y yo sentía que estaba muy mojada (había tenido un mini-squirt o se había mojado muchísimo), y como ya conté tenía la cuca más caliente que yo haya conocido en la vida, de hecho llegué a pensar que estaba enferma y tenía fiebre porque eso no era normal para mi.   

Yo seguía ligeramente ebrio y estaba muy muy arrecho teniendo las tetas de la prima en la cara, me sentía como el dios del sexo porque ella misma me lo había dicho: le hice tener 2 orgasmos seguidos por primera vez en su vida y estaba sorprendida de que yo todavía siguiera firme y no me hubiera venido.    Todas las circunstancias estaban dadas para dejarlo todo en la cancha y que fuera una sesión de sexo memorable.

Porque si, era sólo sexo.   Si hace unos meses atrás hubiera pasado eso mismo, yo tal vez me habria enamorado localmente;  la prima me gustaba mucho y estaba muy rica, y después de una follada de esas el amor no hubiera estado lejos.  Pero después del rechazo que me hizo y del hecho de que se dejara embarazar tan fácilmente de otro (después de que conmigo parecía estrecha) ya toda idea de amor y sentimientos de mi parte estaba descartada.   Debo hacer esa aclaración porque yo era muy joven e inocente aun: fue tal vez la primera relación que tuve sin sentimientos, sólo sexo y no más.

En ese momento pensé, bueno, ahora me toca tomar el control a mi. La acosté en el piso y le puse una almohada debajo de las nalgas: me quedaba perfecta para darle verga y al mismo tiempo chuparle las tetas, cosa que hice por un buen tiempo mientras sentía el calor tremendo de su cuca y el olor de sus tetas en mi cara que me tenia loco.    Ya estaba tranquilo porque ella se había venido dos veces entonces no tenía que controlarme y podía dedicarme a darle todo lo que quisiera.   Ella solamente gemía suavemente mientras yo disfrutaba de su cuerpo y sobre todo del hecho de poder follármela sin condón, lo cual para mi era inaudito: por un miedo terrible a dejar embarazada alguna noviecita o a alguna enfermedad siempre usába dos métodos de planificación: las pastillas y el condón.   Alguna vez lo había hecho sin, pero era raro realmente.

Pero esta situación era diferente, todavía tenía algunas neuronas funcionando y ellas hicieron rápidamente el cálculo:   está embarazada y por lo tanto no hay ningún problema!  Puedo darle "a pelo" y venirme adentro tranquilo!    Esa idea me tenía feliz porque las sensaciones de sentir su cuca mojada, apretada y sobre todo muy caliente me tenían loco.     Luego de un rato me arrodillé y le puse las piernas en mis hombros y la penetré hasta lo más profundo que pude, cosa que me agradeció con otro de los profundos gemidos o más bien mugidos a los que me estaba ya acostumbrando cuando la penetraba profundamente.

En esos momentos no hablabamos nada y tratábamos de no hacer mucho ruido porque estabamos en la sala de mi casa y alguien podía salir en cualquier momento.   Luego de un rato la puse a cuatro patas y disfruté de su cuca desde atrás, la sensación era diferente y siempre muy caliente.   Tenía un culito muy muy rico del cual me agarraba y le bombeaba con fuerza "a lo que marcaba".

Cuánto tiempo estuvimos follando?   No sé.   Sólo sé que para mis estándares fue el doble o triple de un polvo normal, yo nunca había sido particularmente "polvo de gallo" pero ese dia tenía la fuerza de Pegaso conmigo y  estaba sorprendido de la tanda de verga que le estaba dando a esa muchacha.   Ella me miraba con los ojos muy abiertos entre sorprendida y excitada y entre gemido y gemido me decía de vez en cuando " que rico, que rico".

La volví a poner sobre su espalda y con las nalgas encima de una almohada y las piernas en mis hombros y me dediqué ya sin miramiento a penetrarla profundo y rápido, buscando deliberadamente mi orgasmo el cual sentí llegar lento pero seguro (gracias a las cervezas) y me excitaba mucho saber que me iba a venir dentro de ella sin condón.   A pesar de no querer hacer ruido, al venirme no pude evitarlo porque fue una sensación deliciosa la de derramar todo mi semen dentro de esa cuquita ardiente.    Al finalizar terminamos abrazados, mi verga todavía dura dentro de ella y palpitando al tiempo que nos besábamos un rato más completamente compenetrados.    Poquito a poco mi verga iba perdiendo firmeza y, al salirse senti el semen salir de su cuca, había sino una venida memorable.

Después de eso me quedé un rato abrazándola y acariciandole las tetas,  tenía la mente clara y pensaba:  "ahora qué va a pasar?  cómo vamos a interpretar esto?"   Para mí había sido un polvo delicioso e inesperado y no había nada más, pero qué pensaría la prima?   Se imaginaría que "teníamos algo"?   Ella por lo pronto no decía nada, sólo respiraba suavemente.   Pensé esperar un rato y "echarnos el segundo" pero nada como la tranquilidad y lucidez mental que da eyacular, pensaba mejor, dejemos los santos quietos, estuvo rico el polvo pero dejemos así mas bien.

Con estos pensamientos en mente le di un par de besos más, luego le dije "vamos a dormir q de pronto se levanta alguien para ir a la cocina", a lo cual ella asintió y me fui a dormir a mi cuarto con el sabor de sus tetas todavía en mi boca y con la felicidad y satisfacción del deber cumplido.   Recuerdo que mientras me iba quedando dormido pensaba: "qué va a pasar mañana?  qué me irá a decir?"

A la mañana siguiente fue otra historia, si les interesa y comentan la puedo seguir contando.


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ