¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Principios del mes de noviembre y tuve que viajar a Cali por un asunto personal. Estando en la ciudad decidí descargar Tinder, por cierto recomiendo mucho esa app para usarla en esa ciudad. Los matches no se hicieron esperar y di con una caleña bien calentona.

Empezamos a hablar y luego de unas horas ya estábamos charlando por WhatsApp. Era una chica morena, piernona y con un culo delicioso a la que llamaremos V. No tarde en manifestar mis intenciones, a la larga Tinder es una app en la que sabes a lo que vas. Le dije de entrada que quería tirar en Cali y que me parecía muy sexy, a lo que me respondió que también le gustaba el sexo pero que necesitaría unas cervezas. 

Así las cosas, le pedí que me mostrara la ciudad y algún bar para empezar, por lo que me sugirió Palmeto, un centro comercial en el sur de la ciudad. Allá nos encontramos a eso de las 8 de la noche y al verla fue impresionante. Que mujer tan rica.

Cuando nos encontramos nos abrazamos y sin pensarlo le bajé el tapabocas, que COVID-19 ni que ocho cuartos, quería besarla pues estaba buenísima. Ella accedió y cuando la besé le aprete ese culo, que rico culo de verdad. Nos sentamos en una mesa y pedimos unas cervezas, hablamos sobre nuestras vidas y obviamente terminamos contandonos infidencias de caracter sexual, ella me confesó ser una mujer muy open mind en cuanto al sexo y le dije que esa noche terminariamos en un motel...ella respondió "entonces vení, paguemos y nos buscamos un motel"...y obviamente eso hicimos.

Nos subimos a un taxi y fuimos a un motel no muy lejano de Palmeto, Cali es una ciudad en la que hay moteles como en ninguna otra ciudad que haya visitado. Al llegar pedimos una habitación con jacuzzi y nos dispusimos a darnos besos y a quitarnos la ropa. V tenía una lencería roja, combinaba muy bien con su color de piel. Le chupe las tetas y mis dedos buscaron su vagina, V estaba escurriendo, literlamente escurriendo, su tanga al tocarla estaba completamente mojada y aún no le habia metido los dedos. 

Luego en el momento que le metí los dedos, ella gritó de placer y me dijo "coméme" con ese acento valluno y calenton, la tiré en la cama y la puse en cuatro, le corri la tanga y la penteré con fuerza y me dijo que era un cabron, que le habia dado muy duro pero que no dejara de darle asi y eso hice, la embestí con fuerza, le pregunté que de quien era y ella respondió "esta noche soy tuya". Seguí dandole en cuatro y me pedia que no parara pues ya iba a llegar, al poco tiempo sentí su orgasmo, su vagina se contrajo en mi verga y ella temblaba, incluso su voz temblaba.

Dejáme me recupero, me dijo. 

Nos acostamos uno al lado del otro y nos mirabamos los cuerpos en el espejo del techo, yo le repetia miles de veces lo buena que estaba...En un momento me empezó a masturbar y me dijo que no me iba a dejar pasar tan facil, que queria lechita, se subió y empezó a cabalgarme como toda una amazona. Se movía delicioso, su ritmo era constante, duro y humedo. Ella lamia sus dedos y acariciaba su clítoris, me decía que otro orgasmo venía, el mio tampoco se hacía esperar, ella llegó primero, volvió a temblar todo su cuerpo y yo aun dentro de ella aún no me veía....en un momento dado estaba cerca de llegar y ella me dijo, "dejáme tomarme la lechita con juicio" se bajó de mi, me quitó el condon y me derramé en su boca...

Esa noche ella tuvo seis orgasmos y yo dos...dos veces llené su boquita...

Ahora ya tengo parche en Cali...


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ