¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

La reunión es desde las 9 de la noche pero yo le digo que no puedo llegar antes de las 10 de la noche. Ella me dice que le preguntará a uno de los hombres que es el que está interesado en mí pues ella ya le había mostrado algunas fotos mías. Después de varios minutos me llama y me dice que el hombre acepta pero debo llegar lo más pronto posible para que él no se desespere. 

A las 10 de la noche el mismo hombre interesado en mí me llama:

-Hola mi amor

-Con quién hablo?

-Soy Steven, te estoy esperando en el apartamento de Jorge, estoy ansioso por tenerte en mis brazos

-Hola si… ya caso salgo para allá

-Mi amor te estoy esperando ansioso

-Si ya va a llegar el taxi por mí

-Mi amor apúrate, a las otras hembritas ya se las están comiendo y yo acá solito esperándote… deseándote 

-Si te entiendo… ya voy para allá 

El hombre está ansioso, me insiste y le aseguro que ya pedí el taxi. El taxi me recoge pronto y llego al apartamento en unos 15 minutos. El mismo hombre me abre la puerta, tiene un vaso con whisky en la mano. Cuando entro me abraza, me manosea el trasero, me besa en la boca y me dice:

-Te estaba esperando ansioso mamacita

Reconocí al hombre, yo había estado con él otras veces pero hacía tiempo no me buscaba. Me llevó a la sala, hay mucho desorden, zapatos de tacón, ropa en el piso, los bolsos de ellas, trago, cigarrillos y otras cositas en la mesita. Un par de tangas y brasieres en el piso me hacían suponer que los otros dos hombres se habían llevado a las mujeres completamente desnudas a la habitación. Una de ellas era mi amiga Milena pero no sé quién era la otra mujer, luego supe que se llamaba Yadira, yo no la conocía. 

Steven me ofreció trago y le acepté un whisky, como el de él. Sentada junto a él, me abrasa y me besa en la boca, se nota muy emocionado, excitado. Pronto estaba en sus brazos, recibiendo sus morboseos, caricias, besos, me decía que me extrañaba pero que se le había perdido mi número y por eso no me había vuelto a contactar. Al fondo del apartamento, en la habitación de Jorge estaba Milena con él y Yadira con el otro hombre, se escuchaba la bulla, gemidos, gritos, palmoteos como de nalgadas y de cachetadas, los tipos las insultaban, les decían cosas muy morbosas y ellas solo gemían y daban algunos gritos.

En la sala en medio de sus caricias y besuqueos pronto quedé desnuda en los brazos de Steven, él también quedó desnudo, y después de un trago más, yo estaba arrodillada en medio de sus piernas mamando su verga, completamente erecta, muy dura, gruesa y venosa, además que me advirtió que tenía mucha leche para mí. Yo sabía que a él le gustaba que me comiera el semen y estaba dispuesta a complacerlo. No fue difícil que después de varios minutos estando mi cabeza empujada por sus manos empezara a sentir sabor a semen en mi boca y después de unos gruñidos de Steven me tragara su leche y él quedara satisfecho, creo que salió bastante semen. 

Me mandó a servir un par de tragos más, desnuda fui y los serví, me gustaba modelar para él, dijo que como las veces anteriores le había gustado mi mamada, dijo que mi cuerpo estaba provocativo y como a él le gustaban las flacas mi cuerpo le seguía gustando, yo lo seguía haciendo excitar. Milena y la otra mujer ya no hacían bulla, pero Milena salió desnuda a llevar una botella de trago y unos vasos, solo nos miramos y ella rápidamente se fue a la habitación.  

Después de volver a darle mamada a Steven, de varias lamidas a sus bolas y algo de masturbación, y después de que algunos minutos su verga estaba bien parada otra vez, cuando sintió que su verga ya estaba lista, muy dura y erecta me hizo sentar sobre él, sentado en el sillón, de frente a él, aprovechaba para besarme y chuparme los pezones, me daba muchas nalgadas pero también me daba cachetadas en las tetas. Le gustaba ver cómo me movía en forma rápida y mis tetas se movían alocadamente frente a su cara. “Eso… así… muévete como puta… eso… puta rica muévete… muévete… siii… asiii…”, repetía varias veces. De pronto poco a poco empezó a gruñir y a dar espasmos hasta que me dijo que me quedara quieta, supe que había eyaculado, no dije nada, simplemente lo miré satisfecho. Me dijo que me bajara y me senté en el sillón, me dijo que le había gustado, que yo estaba rica, mientras él fue al baño a orinar me quedé allí sentada, desnuda, follada. 

Salieron Milena y Yadira completamente desnudas de la habitación de Jorge para vestirse en la sala, Yadira era una chica voluptuosa, tetona y culona, de cabello a los hombros. Milena me preguntó si yo había acabado y le dije que no sabía, que creía que sí pero que Steven no me había dicho si me quería para otro rato más o ya me podía ir, entonces fui al baño a preguntarle, él estaba hablando con Jorge y el otro hombre en la habitación, me dijo que él había quedado satisfecho y que me podía ir, aproveché para orinar y salir a vestirme a la sala junto a Milena y Yadira. Los hombres nos dijeron que nos volverían a buscar para otra faena. 

Pedimos dos taxis, uno para Yadira y en el otro nos iríamos Milena y yo. Llegué a mi habitación a alistar mi maleta pues temprano en la mañana saldría a mis vacaciones fuera de la ciudad. Me dormí pronto pensando en aquel hombre que me había vuelto a follar después de muchos meses y pensando en el sabor de su semen. Creo que esa había sido una rica cita nocturna para ir motivada a mis vacaciones con un delicioso recuerdo. 

FIN

Regálame un “Me gusta” y un comentario ;) 


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ