¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Ella tenía ya más de 50 años, pero llamaba mucho la atención, a pesar de tener los estragos de la edad, como un poco de sobrepeso y arrugas en su cara, vestía una falda de bolero que al caminar la mirabas por atrás y te producía una erección.

Cuando subió al transmilenio llamo la atención de todos los hombres y algunas mujeres con envidia, se detuvo a mi lado y me miro con una sonrisa, yo de vez en cuando miraba sus ricas tetas, en una blusa escotada, y le devolvía la sonrisa…

A mitad del camino, alguien se puso de pie para bajarse y yo la invite a sentarse, ella sonrió complacida y se sentó recibiendo mi maletín de mano y sonriendo, me pregunto hacia donde iba y yo me incline para hablarle a su oído, sentí que se arrimó mucho a mi pantalón, tanto que me pareció que se frotaba su hombro en mi entre pierna. Me conto que iba a una citamédica de rutina, que era de Pereira y estaba casada con un ingeniero que nunca estaba en casa por su trabajo fuera de Bogotá.

La señora a su lado se bajó y entonces me sentéy seguimos charlandocon más confianza, me arriesguea invitarle un café porque ya estaba cerca de mi parada. Al principio se negó por su cita médica, pero insistí y acepto. Nos bajamos en la calle 19 con caracas, que a esa hora (10 de la mañana) estabapoco transitada, acordamos en ir a tomar algo en una cafetería cerca…frente a algunas residencias de la zona.

Conversamos de todo y yo la fui llevando con mi charla por el lado sexual, le propuse tomarnos algo más frio, una cerveza quizás, ella acepto pero cuando le dije que solo en una residencia vendían cerveza a esa hora, por poco se niega, al final la convencí y entramos.

Llegamos a la habitación, cerré la puertay entonces me fije mejor en la señora, Ella se veía bien, su falda ocultabasu cachetero, su blusa escotada y bien peinada la verdad se veía fenomenal. , desnuda pensé que se vería mal, pero no, la verdad pese al sobre peso, mantenía sus cosas bien puestas en su lugar.

Lo primero que hice fue lamer sus tetas de pezón oscuro, los succionaba y mordía, ella sonreía mientras yo me quitaba el pantalón, ¡le lamía el cuello y bajaba nuevamente a sus tetas!

¡Que ricas están ricas tus tetas!

Me quito el bóxer y miro mi verga detenidamente ¡Tenía años que no veía una así! La acosté en la cama y fui directo a su tanga , frotándola suave y delicadamente , ella cerro los ojos , se relajó y solo se movió para dejarme bajar su cachetero hasta las rodillas , subí lamiendo sus muslos y llegando a su raja húmeda pero bien cerrada , empecé a recorrerla con mi lengua, lamí sus labios , su clítorisy luego de arriba hasta abajo por el centro de su vagina , gimiendo ella me decía que le encantaba mi sexo oral, ¡yo , por supuesto , tenía experiencia lamiendo y ella me tenía más que excitado !Escuche sus gemidos más de prisa y luego disfrute su primer orgasmo…largo y delicioso

Se puso de pie para quitarse la ropa , se arrodillo delante de mii verga y sin más , se la metió toda hasta la garganta , comenzó a chupar y tragar , succionando mi cabeza , metiendo y sacando mi verga de su boca, yo La tomé de su cabeza y le impedía separarse de mi verga , comencé a moverme y prácticamente le estaba follando la boca, ver como escurría su saliva, me ponía más caliente, poco a poco comencé a sentir que mi verga se ponía hinchada en su boca y de pronto llene de leche su boca .

Después de darle bien rico y duro por su boca, la acosté en la cama, le abrí las piernas y apunte mi verga a su rica raja mojada, la penetré despacio sin afán, viéndola a sus ojos como estaba de super excitada y arrecha, sus quejidos me encantaban, agarro mis nalgas con sus piernas y me empujaba como desesperada, ¡me apoyaba en la cama para penetrarla con todo!

¡Ah, que rico! Gritaba ella ¡Aahhhh, años que no me daban así!, no pares dame duro papito.

Me acosté en la cama y la puse a cabalgarme, la señora subía y bajaba se movía rico, pero yo quería hacerla gozar, así que le apretaba las tetas y me movía con fuerza, a veces era tanta que la levantaba de la cama, la señora solo se quejaba y gemía, ¡me encantaba como se dejaba caer sobre mi dura verga!

Ella se bajó de mí y se puso en cuatro , su raja estaba mojada y abierta así que me puse a lamerla desde atrás lo que hizo que se enloqueciera y empezara a gritar arrecha que la culiara , que se la metiera por atrás, me coloque en posición y le frote la punta en su entrada del culito, ella se acomodó para lo que iba a sentir y disfrutar , se relajó y mi cabeza entro despacio y sin dificultad , la penetre hasta el fondo , ¡le agarre del cabello mientras mi verga entraba y salía con fuerza de su muy rico hoyito !

El ruido de mi pelvis chocando con sus nalgas era música para mí, sus gemidos me excitaban y me hacían darle más fuerte, ¡la señora gritaba que era mi puta!

¡Aaayyy ¡ papi, que rico, uhm! me vas hacer venir! , ella se movía rápido, nos movíamos al mismo tiempo, sentí como mi verga lleno su culo, su orgasmo estaba saliendo, ¡entonces yo jalándole el cabello me aceleré hasta que finalmente mi semen salió!

¡Ah, que rico!!!! ¡Su orgasmo fue fenomenal, ella estaba sudada y toda perdida, pero yo aún podía más! Lleve mi verga a su boca, sin decir palabra alguna, ella entendió que tenía que lamer y comérsela, ¡así que lo tomo con sus dos manos y devoro nuevamente mi verga!

Descanse un momento y luego La tomé con fuerza y al puse en cuatro, abrí sus nalgas hasta encontrar su culito, ¡! Con saliva y mis dedos empecé a estimular su ano, ella movía las nalgas como queriendo disfrutar ya el placer de tenerla

La tomé de su cadera y empecé a penétrala, mi verga estaba en su culo otra vez, ella gemía y jadeaba, La tomé de sus cabellos y de un golpe le metí por completo mi verga, ella gritaba, estaba super arrecha y empecé con embestidas fuertes!

¡Ayy! ¡Que rico me das por mi culo!!! No paressss... Dame, culeame más fuerte, masssss, yo le daba cachetadas en las nalgas, le jalaba el cabello, ¡la señora gemía queera mi puta y estaba dispuesta a dejarsellenar el culo con mi semen cuantas veces yo quisiera!

¡Sigue, uhm! Ah, así, uhm, no pares, ¡mi culo es tuyo! ¡Si soy tu perra, uhm!!!

Así acostadaboca arriba, levanté sus piernas dejando su culo parado y listo para seguir recibiéndome, apoyándome en sus ricos muslos, ¡continuaba sodomizándola!

¡Ella tenía los ojos vidriosos, pero continuaba pidiéndome verga! ¡Así papi, uhm! : ¡Ah, esto es fantástico!!

Quiero que me llenes el culode leche!

¡Mis embestidas seaceleraron, estaba a punto de hacerme venir y de que se viniera de nuevo!

Unos cuantos movimientos desenfrenados bastaron para que mi leche le llenara el culo, un grito de placer en ambos,inundó la habitación,¡la doña con el ano maltrecho gemía y disfrutaba un orgasmo y luego otro y otro

¡Uhm, que rico! ¡Hace años que no me cogían así!

Al final, descansamos un buen rato, hasta que sonó el timbre del teléfono recordando que se había terminado el tiempo, ella antes de meterse a la ducha se arrodillo de nuevome dio una super mamada, hasta sentir que mileche inundosu boca

Salimos de la residencia y le invite a la cafetería, ahí continuamos charlando de lo rico que la pasamos, ¡me confeso que aún estaba casada, pero su marido no mas ya no! me despedí dándole un tremendo beso y apretando sus nalgas, diciéndole que el lunes siguiente la esperaba en la misma cafetería, que fuera así en falda, ¡que me ponía a millll!

A partir de ese día, ella sigue viniendo así y de vez en cuando, ¡nos metemos a la misma residencia y le reviento su rico culo!


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ