¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

En la pandemia, que rico me dio la Trans….

En una noche dando vueltas en el centro de Medellín me brindaron un rico trío y una penetración por boca y culo…

Como ya lo había mencionado en un relato anterior, me encantan las trans…

En uno de eso días de pandemia, me dieron esas ganas de salir y mirar que pasaba, no tenía la posibilidad de buscar un lugar nudista, que también me gustan bastante, -si alguien se anima y conoce alguno la pasamos rico- 

Con esas ganas que tenía salí en moto a dar una vuelta por el centro de Medellín, mirando que pasaba, di un par de vueltas por algunos lugares que conozco en esas termine por los alrededores de San Diego, por la 33 y en una esquina había una chica trans, que estaba super rica, la aborde y para mi sorpresa me dijo que era activa, eso me puso mas caliente y ganoso, acordamos un valor y nos fuimos en la moto a buscar un lugar para nuestras diabluras, es de anotar que por casualidad resultó ser mi segundo trío… encontramos una calle oscura que apenas se prestaba para lo que queriamos, ese dia tenia ganas que me penetraran, es de anotar que si bien me gusta el sexo, mi colita es estrecha y debe ser dilatada, pero nada mas rico que cuando esta dilatada, sentir una verga adentro.

le indique a la trans que estaba estrecho, entonces por eso le pedí el favor que iniciara con suavidad, para mi sorpresa que rico pene tenia, unos 18 centímetros y un grosor aceptable, pero ante ese precioso pene, como no pegarle una buena mamada, que delicia sentir esa verga en mi boca, y la chica estaba excitada porque me lo metia en la boca con gusto, me lo hacía tragar todo, eso es placer puro, luego de una buena mamada le ofresco mi culo, el cual aceptó, saque el preservativo y se lo coloca, empezó a penetrarme, lo cual no fue fácil, por lo estrecho, entonces resultaba doloroso, cuando entro empezó a moverse con suavidad y luego empezó a darme con fuerza, eso fue un deleite, al momento se vino dentro de mi, que delicia, tomamos la moto y estábamos de regreso para dejarla donde la recogí, en el camino me dijo que tenia mas leche para darme, acordamos y nos regresamos, luego de esa primera penetrada yo también estaba antojado de más.

nos regresamos para el lugar, donde habíamos estado y sin más me dijo agachese y abra la boca que esto es lo que le gusta, como decir que no a semejante invitación, de nuevo esa verga en la boca que delicia, al rato me dijo, bueno a lo que vinimos, y como niño obediente saque el condón, se lo puso y en esta ocasión con el culo dilatado, entró como colocando mantequilla en pan, al momento nos dimos cuenta que alguien nos observaba, la chica lo llama él se acerca para mi sorpresa el man tenia la verga fuera porque se estaba masturbando mientras nos miraba, ella me dice que se lo chupe, la verda no quise, pero le dije, que tenía otro condón entonces ella me dice, no hay problema, se lo entregamos a nuestro observador que tenia una verga un poco más grande y ella simplemente me lo saca y me lo pone en la boca y le dice al que se unió, aproveche y como culo, que delicia, estaba dilatado y solo sentí cuando de una embestida me lo metio todo hasta el fondo, yo apenas podía respirar pero era un solo disfrute, sentir como me estaban dando por boca y culo…

al instante sentí como el que me estaba dando por el culo se venía, sentí en medio del látex el tibio de su leche en ese último esfuerzo que hizo para metermelo todo, lo saco se quito el preservativo y se quedó mirando mientras la tras me lo tenía todo en la boca, un momento después ella me lo saca y se empieza a masturbar y al instante me tira su leche en la cara, no me lo esperaba, no era mucha, pero sentí su tibio semen en mi rostro, nos colocamos la ropa el desconocido, continuó su camino y nosotros nuevamente en la moto, la deje en el lugar que la recogí y emprendí mi camino a casa, con una cara de placer… que noche, la soledad de las calles por la pandemia fue la cómplice de ese placer vivido… 

la verdad cada vez que recuerdo esa noche una sonrisa me invade, una sonrisa de placer…


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ