¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Esto ya pasó hace un tiempo, ella y yo trabajábamos en la misma empresa pero luego a ella transfirieron a otro lugar, pensé que ya no iba a volver a pasar nada más con ella.

Ella me lleva 12 años mas en ese entonces yo tenía 28 y de casualidad me toco ir a hacer un trabajo cerca donde sabía que ella estaba laborando. Le hablé nos saludamos y le dije que si nos veíamos en un hotel, los dos muy contentos accedimos y nos encontramos en el hotel.

Al ingresar a la habitación comenzamos con  un beso apasionado, donde yo le apretaba esas nalgas, y empezaba a acariciar sus tetas, que por cierto son geniales unas ricas tetas talla 36 b muy bien puestas, ya le empiezo a sacar su blusa y quitarle su brasier y comienzo a bajar besándole  el cuello hasta llegar a ese rico par de tetas.

Comienzo a chuparlas y apretarselas, ese día estaba algo rudo con ella por que me había contado que había estado con otra persona, pero eso me excito más y le estaba dando su pequeño castigo, le seguía chupando las tetas mientras empezaba a desabrochar su pantalón, metí mi mano debajo de este y llegue a su vagina que estaba súper mojada.

Le arrancó el pantalón de un jalón junto a su tanga y la dejó totalmente  desnuda, ya ella tirada en la cama le levantó las piernas y empiezo a lamer su vagina, metiendo y sacando mi lengua, también comienzo a meter mis dedos y a lamer su culo, yo empiezo a quitarme todo y quedo desnudo, ya tengo mi pene durísimo y me siento en su pecho y empieza a chupar mi pene  mientras yo le sigo dando dedo a vagina y a su culo. 

Luego de que me lo chupara hasta el fondo por un buen rato, me paro y la dejo al borde de la cama y levanto sus piernas levantandola  un poco y dejando ese culito  a la vista le empiezo a masturbar su culo con mis dedos para ir abriendo su ano  y empiezo a meter mi pene suavemente en ese culo apretado, ya se lo tengo todo hasta el fondo y ella gime de placer, le empieza a dar duro mientras la cojo por el cuello y le sigo dando sin parar ella sigue gimiendo y dando pequeños gritos de Placer hasta que no puedo más y lleno de mi semen su culito yo suelto un grito de placer y la beso nuevamente antes de sacárselo.

Luego de ese rico sexo nos duchamos y ya nos fuimos ya que yo no podía estar más tiempo.

Espero les haya gustado el relato y su quieren más de mis aventuras con las ex compañera de trabajo con gusto se las cuento 


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ