¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Para ese entonces tendría yo 26 años, época que presentaba mi Tesis, mi carrera demandaba atención, enfoque y concentración, algo de lo que he carecido por mi poca inteligencia emocional a lo largo de los años, que también complementa por procesos psicológicos complejos.

Ella, una mujer de unos 44, en relación con un hombre un poco mayor que ella, tienen dos hijos pero legalmente el está casado con su "ex esposa", cercanos a mis padres y de ahí empieza esta historia, soy bastante ansioso, quiero todo ya, cuando no es así reacciono mal, mas aún cuando de sexo se trata, me cuesta seducir, demostrar interés, para mí esa rutina es obsoleta ya que en una ocasión leí un libro sobre la manera de seducción correcta para llevar a la mujer a la cama, lo llevé a la práctica con una mujer de acá mismo, de Guía Cereza y fue deliciosa experiencia, pero regresando al tema principal, iré a la experiencia con ELLA. 

Nos ayudaba en nuestra casa, mis padres le pidieron el favor ya que habíamos tenido una mala experiencia con la anterior, necesitaban alguien de confianza y así fue, aveces iba a la U y mis horarios eran flexibles, permanecía mas en mi casa para ese entonces, charla viene, charla va, todo tranquilo y sin intenciones carnales o algo que pudiera intuirse como sexual, pero llegó el día, ELLA lanzó la bomba, preguntó si yo veía porno, la miré a los ojos pero mantuve la frialdad para no demostrarle nada, le dije que sí, pero le expliqué que tipo y porque, explicación no pedida, error muy común en mí, me gusta justificar todo. Luego, tomó su celular y me mostró lo que sus amigas le enviaban, videos que la incitaban a hacer ese tipo de cosas, después, le mostré lo que yo veía y quedó asombrada, en su expresión lo noté, comentarios iban y comentarios venían, pero algo pasó, la energía que había en ese instante se compactó, nuestros gestos y miradas hablaban de lo que vendría a continuación durante los 2 siguientes años.

Ella comentó que debía tener sexo con varias mujeres, que en mi U varias me tendrían "ganas" y todo lo que eso conlleva, me sentí gratificado que pensara eso de mí, finalmente es algo que siempre hubiera querido hacer pero que el destino me mostró algo diferente, algo mas rico y único, le confesé que no era como pensaba, que siempre tuve y he tenido complejos con mi cuerpo, de desnudarme y sentirme burlado, que mi pene fuera de su agrado y todo lo que mentalmente me hacía un constante Boicot..... a mí mismo!. Dejé que la energía fluyera, le confesé que tenía papulas perladas y que eso era principalmente lo que me generaba ansiedad e inseguridad, ELLA responde que no sabía lo que era eso y miró por Google, contra todo pronóstico, me dijo que le gustaron, que se veía rico, pues fue mas mi asombro ante su positividad que mi mente envió la senal, mi pene se humedeció y se endureció, lo que vino a continuación fue el punto de inflexión hacia la tentación.

Palabra iba palabra venía, mi mente no interpretaba como dar el siguiente paso o procesar lo que acaba de pasar, pero cada vez las señales se hacían mas evidentes, ELLA dijo entre muelas "muéstreme el suyo" seguido de una risa nerviosa, pues me acerqué a ella a sus espaldas y le pregunté mirándola a sus ojos: "si?, quiere verme el pene? o tocarlo?" ella abrió sus ojos, dilató sus pupilas y muy nerviosa dice "ay no, que tal, solamente para ver". Pues, así fue, desabroché el cinturón, abrí mi pantalón, moví mi ropa interior y acomodé mi pene para que ella pudiera mirarlo muy bien, su primera reacción fue tocarlo,pues mas exitado me sentí!, se puso nerviosa, dijo que debía terminar unas cosas y se retiró, pero yo quedé con un sin sabor, confundido y muy asustado, la mente me seguía dando vueltas.

Acto siguiente, terminó sus labores y le "cogió la tarde", mis padres aún no llegaban, ella entró al baño a cambiarse, pero en ese momento yo estaba pensando en que podría haber sido si X, Y o Z cosa hubiese hecho, ella salió y le dije que viniera a mi cuarto, que le quería preguntar muy enserio algo, ella entró a mi habitación de nuevo y sentí como otra vez esa energía sexual inundaba cada milímetro de mi habitación, supe que ahí ya pasaría lo que tenía que pasar, pues, se sentó, le cogí las manos y la miré a los ojos, mientras le hablaba con un tono, directo, serio, casi militar pero con toda la sinceridad, le pregunté que si eso que había hecho de tocarme había sido a propósito o inconsciente, ella negó todo y dijo que nunca había hecho eso, obvio estaba muy nerviosa, entonces le dije: "Yo sé que usted quiere, si lo hizo una vez va a querer más, tranquila y disfrutemos esto ambos", acá su mirada había cambiado, música deep house a volumen adecuado, luz amarilla tenue, tal iluminación de Crepes and Waffles y mi pene durísimo, me bajé la pantaloneta y mi glande estaba húmedo, tomé su mano y le dije "ahí lo tiene, siéntalo", seguido de aplicar un aceite de Cannabis que me encanta, mojé todo mi pene en ese aceite, ELLA, a partir de ese momento tomó el control completo de mí.

Comenzó a masturbarme, la respiración de ambos se agitaba, las miradas se perdían en el morbo del momento,no hubo besos, no hubo caricias, la primera vez...fue solamente contacto de ella hacia mí, con el premio de haber acabado en sus manos, fue mucho semen que saqué esa noche, sus manos escurrían mi líquido y ella no lo podía creer, estaba feliz.

Nos volvimos a ver tiempo después, que estaba asustada, que su pareja se enterara, que ella no era así y todo lo que viene con eso, nuevamente la calmé y le dije que lo que debía de ser sería y ya, y si, es verdad, la vida le da a cada quien lo que realmente se merece y necesita. Asi fue como empecé a entrar en ella, las primeras veces la penetración fue con condón y luego ELLA misma lo quitaba, cuando me pidió que le llegara adentro fue el desencadenante de su exploración, teníamos un pose que ella le encantaba y podía venirse hasta 5 veces antes que yo llegara dentro de ella. Me encantaba darle mi semen dentro de su vagina, mezclabamos nuestros jugos, probaba mi semen, lo tomaba también, fui el primero en tener su ano, le encantó, aquella posición para empezar, la mas conveniente y que nunca me falla es la siguiente.

El hombre tendrá que estar acostado boca arriba con las cadera en el borde de la cama y las piernas apoyadas a 90 del piso, se abren las piernas y luego la mujer, como si fuera una silla, con la espalda recta y apoyando las manos en las piernas del hombre toma la iniciativa de ver hasta donde quiere llegar, la posición también ayuda a que el dolor se reduzca en la mujer, ah! y eso si!, mucho lubricante para que deslice suave y profundo, si hacen que la mujer vea como entra las van a enloquecer, por si no sabíamos, las mujeres son mas pervertidas que los hombres, con ella lo comprobé, hasta chupar y masturbar mi punto G quería, pues claro que eso me dejó frío!.

ELLA en varias ocasiones pidió que la grabara, quería ver como entraba mi pene en sus orificios, los guardó en su celular, pero toda esta historia termina de una manera muy extraña, desde el 2020 dijo que no podíamos seguir así, que se sentía mal y que por motivos personales tomó la decisión de parar, al principio no le creí, luego ví que si era cierto y entendí que el sexo es mas allá de solo meter, la energía sexual es algo que no se le puede dar a cualquiera, se disfruta pero a que precio?, todo en la vida es recíproco, nada es gratis, causa y efecto.

He buscado sexo por diferentes medios, pero no he podido quitar y/o aceptar que ella también me marcó, el nivel de erotismo e intimidad que logramos tener, era de otro nivel, de las pocas veces me sentía realmente feliz pentrándola, me sentía feliz ser el que la desesperaba por hacerla acabar las veces que fuera necesario, en muchos aspectos fui su primera vez en distintas cosas y yo, que he tenido pocas parejas sexuales y tengo una personalidad áspera y ligeramente radical, pude sentirme dichoso de ser parte de su historia entregándome sin caretas.

Fue delicioso lo que pasó, pero es una historia que me ha sido un poco difícil de soltar, ya quisiera encontrarme con una mujer nuevamente que desee a través del sexo sanar experiencias amargas del pasado, es una terapia deliciosa. 

No siendo más, historias es lo que hubo y hay con ELLA, si alguien desea conocer o saber más sobre este capítulo, con gusto leeré, espero sus opiniones y gracias por leer, eso es lo importante, que se hayan tomado el tiempo de leer.


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ