¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

COMO HICIMOS CAER AL ESPOSO DE UNA AMIGA EN UNA AVENTURA SEXUAL parte 3

Eran las 2 de la tarde del martes y el me dijo que apenas llegara a bogota y saliera del terminal pasaba por mi apto. Así fue Sonó el citofono era el, lo recibí en una cachetero de hombre color azul metalizado, golpeo la puerta, abrí estaba aun con el uniforme de la empresa de transporte, y la maleta de viaje, entro

estaba sudado eso me excitaba mucho. De una dejo la maleta y me dijo como estas perra, estas linda para tu macho, me tomo de la cabeza y a obligarme a arrodillarme para que se la mamara. Se la saco y se la mame un momento, pero me detuve y me puse de pie, me dio la vuelta e intento de bajarme el cachetero le dije que así no, que me besara que me calentara, que me seduciera un poco; el dijo que no besaba machos, que los macho era para culiarlos y no más, usarlos tener sexo y listo; le dije que entonces se había equivocado conmigo, me dirigí a la puerta y se la abrí de par en par mi vecino estaba entrando a su apto y me vio de arriba abajo, vio mi caquetero y estaba yo de lado así que vio todo, el esposo de mi amiga cogió la maleta y se fue. Salude a mi vecino y cerré la puerta.

No paso un minuto y él volvio golpeo la puerta, abrí y me dijo esta bien, yo le dije saludame bien como saludas a la mosa. Me dijo no adentro del apto, yo le dije no acá afuera o no entras, podía yo ver la puerta de mi vecino algo abierta y el ojo de el mirando, si me besas rico me puedes acariciar las nalgas, me beso con ansiedad, metiéndome su lengua y rozando su barba a la miá, me gire quedando de espaldas a la puerta, meteme las manos le dije y el lo hizo esperando en mi mórbido pensar que el vecino estuviera mirando.

Entramos, cerré la puerta; su lengua jugaba en mi boca, desapunte su camisa, se la quite quedo con mi camisa de algodón, le solté el cinturón del pantalón, le pedí que se sentara en el sofá, nos seguimos besando, yo encima de él, subí su camisa de algodón y besaba su barriga peluda, me metía sus manos en el cachetero y nos decíamos cosas, le dije queme estaba empezando a calentar que si seguía así de pronto si le daba algo bien rico. Le dije me encantan los casados, maduros, bien machos, el acariciaba mis nalga y me metía las manos en el chatetero, y me hundía los dedos en el culo, sus besos eran deliciosos, tenias esa actitud de macho rudo conductor de transporte. Mi esposa debe gozarte bien rico, le dije. Contesto: “no ella, no le gusta nada de esto. Ella es de poner cuca de vez en vez y vaca muerta”. Me molesto porque yo sabia que eso no era así, “no será que no hablan y no se han hablado de sus gustos” riéndome. “no ella no le gusta o por menos no conmigo, hasta moso tendrá” mientras me besaba, me dijo: “hablemos pasito, que tal que oigan”, yo le dije: “y que si es mi casa que tiene de malo que me oigan, que me estoy comiendo un buen macho”, el me dijo: “sera que si soy buen macho?”, le respondí: “te lo diré más tarde”. Me puse de pie y LE quite los zapatos y el pantalón, quedando solo en boxer, me arrodille y le empece a besar los gemelos y hacia arriba los muslos y llegue a su entre pierna, saque su verga del boxer, es una verga tipo seta o champiñon con una gran cabezota, muy apetecible, se la empece a mamar, un sabor de sudor y verga delicioso y le pedí que me dijera cosas sucias. Me decía cosas como que la mamaba rico, toda adentro, tagala, me cogía la cabeza y la empujaba hacia el para que entrara toda, como era tan cabezona dentro de la boca me atoraba. Pero hacia todo lo posible por tenerlo bien adentro, su liquido preseminal es abundante, sentía ese sabor almendroso muy adentro. Saque su verga y empece a besar tus huevos y luego su barriga, su pecho sus tetillas su cuello y termine en su boca,la cual recibio la mia sin ningún rechazo. Le dije al oído si quieres culo tienes que humedecerlo bien vas a tener que chuparlo, me dijo: “no he chupado culo, ni de mujer ni de hombre”yo le dije: “tranquilo conmigo aprendes”. Me puse de pie y me quite los cacheteros, me puse en 4 en el sofá y le dije toca que lo humedezcas, se arrodillo detrás mio y me empezó a lamer el culo, primero era inseguro no quería pero yo le decía que relajado que lo fuera disfrutando, que recorriera toda la línea entre mis nalgas, él empezó a tomar confianza y empezó a succionar mi ano, y le dije: “rico, me gusta, si quieres meteme la lengua en el chochito ” y empezó a hacerlo y lo hacia demasiado bien, “eso papi lameme el chocho bien rico , meteme la lengua así” la verdad estaba muy rico, empezó a meterme los dedos y yo ya empezaba a sentir contracciones en mi culo y como se dilataba ” me dijo: “que rico chochito, y ya quiere verga” yo le dijo “si papi, ya estoy caliente, dilatada y con unas ganas de verga, parezco en celo quiero que me des todo dentro, violame papi, ya puedes destrozar mi culo” se arrodillo detras mio me abrió las nalgas y empezó a sobar su glande enorme entre mis nalgas, yo tenia unos condones en la mesa de centro, tomo uno y se lo puso y empezó a meterme su verga en el culo. “papi aso abremeeee, eso papi dámelo, yo lo quiero, eso papi” el me dijo: “uyy perra como te abres, quieres verga paso la cabeza y succionaste el resto eres una tragona”. Empezó a darme y yo solo decía : “eso papi dame duro rompeme el culo, dame duro más así”, El decía cosas como : “eso perra, tomala toda se nota que te gusta” yo igual seguía disfrutando, “ese culo quiere leche” me dijo, “si, le fascina la leche de casado”, me dijo: “quieres que me lo quite y te lo eche dentro”, Yo le respondí: “si, rico que me dejes el culito aguado, lechosito y pegajoso, todos tus hijos dentro en recreo uyy”, saco la verga se quito el condon y me la mando, “así que los quieres” exclamo dándome muy duro: “tomalos” y empiezo a darme duro con muy buen ritmo, sudaba copiosamente, y sus embestidas eran fuertes, “quieres que sea tu macho verdad?” me pregunto, “no, yo no soy propiedad de nadie y se lo pingo a quien quiero”, “lo ponías, ahora eres miá” y seguía dándome duro y le la envió de una hasta el fondo y se corrido a chorros dentro de mi. “eso dámela toda rellena mi culo que ricooo” y el cayo a mi lado, no podía más el pobre.

Fui a la cocina por un vaso de agua para él y en el tendedero hacían unos suspensorios de cuero y me los puse y silla a darle el agua. Descanso un poco, me dijo que nunca había culiado así, le pregunte que sin con macho o hembra, el respondió: que con ninguno, que el llevaba solo 4 machos y que con 1 de ellos si varias veces pero que no habían sido así. LE puse la televisión mientras se calmaba un poco, después de un rato, me pidió que me pusiera de pie y le mostrara el cuerpo, me puse de pie y empece a desfilar, me dijo que rico culito como se ve todo mojado, “es tu semen mientras me tocaba las nalgas y escurría semen pierna abajo ” el sentado en el sofá se empezaba a masturbar viendo como escurría mi culo, la tenia tiesa, me fui hacia el y el me beso nos empezamos a besar y el me metia los dedos en el culo y me decía estas bien húmeda, yo le dije: “toda preñada”, me abri de piernas y me sente encima de él, su verga estaba a medio endurecer, crecida pero no dura. Abrí mis nalgas y me la metí, lo seguí besando mientras lo cabalgaba, poco a poco sentía como se le iba endureciendo, más rico me estaba estimulando. Su verga tocaba mi próstata delicioso, no dejaba de besarlo y el seguía repondiéndome los besos con caricias en las nalgas, y apretándome el pecho como su fuera pecho de hembra, el solo cerraba los ojos y decia: “eso muevete encima rico, nunca habia tenido un macho cabalgando, que rico se siente no joda”, “te gusta” le pregunte. “si, me han montado muchas hembras pero no se siente así, esta vaina es distinto, que apretado uyy”, yo empece a mover cadera encima de él con más seguridad al sentir si verga tiesa en mi círculos luego arriba abajo. “eso dámelo todo papi, así rico” decía yo mientras lo montaba y empece a decirle: “dame tu leche, rellename el culo así eso dámelo no voy a parar hasta que me lo des” y me movia sobre él al mayor ritmo posible, sentí sus disparos de semen en mi culo, calientes deliciosos, me desplome. Recobramos el aliento, su verga aún estaba dentro de mi. Y le di un besote.

Me pidió el baño se ducho, y se organizo un poco, me dijo que le dolían las piernas y que la verga la tenia cansada muy pesada. Y que la verdad no iba a poder cumplirme a la mujer en la casa. Después de un rato, tomo chocolate y pan y lo mande para la casita bien cansado. Apenas se fue llame a mi amiga para decirle que había pasado de todo y que ya le mandaba a su esposo sequito. Al rato ella me escribió que él había llagado cansado y que se recosto y que ya estaba durmiendo que ni siquiera ceno, que estaba molido de tanto trabajo dijo él. Y el día siguiente ella me escribió para preguntarme que le había hecho que estaba super maltratado, yo quede en contarle todo.


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ