Guía Cereza
Publica tu Experiencia

Relatos & Experiencias

Obrero con las manos en la Obra - II Parte

...El ambiente ya se tornaba caliente, yo podía escuchar mis agitadas pulsaciones y ya mis manos no se centraban en sus raspones mis manos parecían tener vida propia y comenzaron a masajear sus trapecios y espalda donde solo había sudor, pero no había herida, su sudor me servía de aceite lubricante para los masajes.

De repente sonó su celular, era de la oficina le requerían urgentemente para la entrega de la mercancía a un cliente importante, ese timbre del teléfono al parecer me despertó de mi sueño erótico , volví en mí y apuré a cerrarme la blusa disimuladamente , pues Marcos de espaldas no se dio cuenta que ya tenía mi blusamedio abierta con mis pezones erectos apuntando directamente a su cabeza, seguramente mi siguiente paso era posar mis pezones contra su nuca y ya que por fin pase lo que tenía que pasar .

Pero él se apresuró a colocarse la camiseta y a recibir atento las instrucciones de la oficina. Se disculpó por comer y salir a la carrera y yo me disculpaba por haberle tomado tiempo de su trabajo.

Mientras lo acompañaba a la puerta me decía:

-Si aun no coge la señal me avisa y vuelvo luego para ajustarla.

- A si, si no funciona yo te aviso para que termines lo que empezaste, le dije sin reírme y mirándolo a los ojos.

Y con la puerta media abierta le extendí mi mano como despedida, y con la mirada fija tomo mi mano y la acerco a mis senos , entonces la soltó y por fin sentí su mano atrapar mi teta , tal como lo soñé su mano derecha cubría mi teta izquierda y mientras me la apretaba , con la otra mano se apodero de mis nalgas y yo me entregue con un beso mientras con mis dos manos le sujetaba la mano de mis nalgas invitándolo a que no la quitara de ahí y dejando sin defensa a mis tetas que seguían siendo manoseadas mientras me besaba.

-Nunca dejo un trabajo sin terminar, me dijo y con una sonrisa salió.

- Eso espero le dije desde la puerta.

Cuando cerré la puerta comencé a oler mis manos y a chupar mis dedos y ahí en el sofá de la sala metí mis dedos a mi qkita extremadamente humeda quería impregnar mi cuca con sudor de Marcos, no tarde mucho para sentir un placentero y largo orgasmo mientras me apretaba mis tetas pensando en las manos de Marcos.

Exhausta pero feliz me cambié y salí a mis labores diarias, toda la mañana pensaba en lo que había pasado y de vez en cuando olía mis dedos buscando el olor a Marcos.

¿Que pasara ahora?, como le sostendré la mirada en la empresa?, el me sentenció que nunca deja un trabajo sin terminar, así que cortar ahí no era una opción.

En la tarde tenía que ir a la empresa y estaba nerviosa que alguien descubriera mi pecado, así que como siempre ingrese de una a la oficina de mi esposo, pero no le dije nada para no prevenirlo ni que se incomode con Marcos.

Y el momento llegó, me encontré con Marcos en el corredor de la oficina y muy sonriente me pregunto:

-Doña Ana como le quedó la señal?

- Uy Marcos, creo que falta algún ajuste por que no entran todos los canales.

-No se preocupe doña Ana, usted sabe que yo no dejo ningún trabajo sin terminar y se sonrió, voy a cuadrar una visita en esta semana, yo le aviso para cuando.

El me avisaba, ¡ya él estaba decidiendo por mí!, yo ya estaba sometida a su tiempo!!, habrase visto este obrero decirme que lo espere hasta que se desocupe, pero yo solo le dije bueno.

Me sentía sometida a los caprichos de Marcos, pero en realidad al dejarme manosear de alguna manera ya le pertenecía y él lo sabía, solo era cuestión de tiempo para que el me tuviera y que ya me perdiera el respeto por completo y me convirtiera en su puta personal, esa idea me asustaba, pero no me incomodaba del todo, al fin y al cabo, eso era lo que buscaba en Marcos, un macho dominante.

Yo aún no le decía nada a mi marido, estaba muy estresado en temas de la empresa y no habíamos vuelto a hablar del tema así que decidí por ahora no contarle nada.

Los días pasaron y ni yo ni el volvimos a tocar el tema, hasta que una tarde me llegó una foto de el desnudo a mi WhatsApp, estaba jabonándose su verga, tremenda verga tal y como me la imaginaba gruesa y cabezona.

Marcos sabía que estaba en una reunión con clientes en la oficina y no podía contestar de inmediato, un minuto después me escribió:

-Que pena doña Ana, le envié una foto que era para mi novia, discúlpeme usted.

Inmediatamente la borro y yo quede nuevamente excitada y nerviosa, esa noche muy entrada la noche no me aguante y le escribí pidiéndole me vuelva a enviar la foto.

-Para que la quieres, me escribió.

-Es que no pude verla bien.

Jajajaja, solo se reía y me tuvo hasta la media noche esperando la foto, cuando mi WhatsApp sonó abrí de nuevo la foto la pude observar mejor y con más detalle.

-ufff, todo eso es de tu novia?, le pregunte.

-Y tuyo cuando tú quieras, me contesto.

Ya habíamos pasado el umbral de patrona-operario, ya sentía que Marcos entraba en posesión de su hembra, me había perdido el respeto.

La conversación de esa noche-madrugada por WhatsApp se tornó muy hot, ya no estaba hablando con la esposa de su jefe, sin respeto alguno ya me invitaba a que se la mamara o que le cumpliera sus fantasías.

-Fantasías?, como cuales le pregunte.

Son muchas cariño me decía, por ejemplo, manosearte en la oficina del patrón, que me la mames en el carro del patrón, comerte en la cama del patrón.

A cada una de esas ocurrencias yo solo contestaba: ufff que rico, uyyy puede ser, mmmmm tal vez planeándolo se puede dar, si las cosas se dan claro que si, a ninguna ocurrencia le dije que no.

Marcos colocó la cámara de video de su celular y me mostro mientras se masturbaba, yo entre las cobijas y sin volumen del celular me acariciaba mientras veía esa verga de 22 centímetros explotar ante mis ojos.

Antes de colgar me dijo:

- Mañana quiero iniciar a cumplir mis fantasías.

- Que fantasía?, le pregunte.

- Mañana quiero meterte el dedo en tu cuca, y si es en la oficina mejor, te espero con vestido para que me facilites mi labor, ¿de acuerdo?

-No sé, es riesgoso en oficina, déjame pensarlo.

-Te espero en vestido, esa será la señal que si quieres, de lo contrario entenderé que hasta aquí llegó todo.

Y colgó, esa noche me masturbé en el baño y me quedé pensando que hacer?

Esa mañana me levante como de costumbre, a despachar a los niños al colegio y a mi esposo, algunos días salgo con mi esposo directo a la oficina peo ese día le dije que tenía asuntos por resolver y que llegaría más tarde.

Era el tiempo que necesitaba para pensarlo, por ultimo me decidí y me puse un vestido ligero y eso si unas tangas para facilitarle la labor a Marcos por si las cosas se daban.

Llegue tipo 10 am a oficina y todo el tiempo pensando como cumplirle la fantasía a Marcos.

Lo vi de lejos y me hice notar para que me viera en vestido vaporoso y entendiera que estoy en el juego y acepté el reto, otra cosa era como cumplirle su primera fantasía.

De repente sin planearlo, había que dejar una caja a la transportadora antes de mediodía, sin pensarlo dos veces yo me ofrecí y mande a llamar a Marcos para que me subiera la caja que además de grande era pesada, mientras Marcos subía la caja le dije a la secretaria, pero me voy con Marcos para que baje la caja y yo más bien lo espero en el carro mientras despacha la caja, Listo!!, Marcos entendió mi “indirecta directa” y se puso al volante.

Antes que la gente se diera cuenta ya habíamos arrancado, Marcos me alagó por mi vestido y sin titubear en la primera esquina saliendo de la oficina me tomo de la mano y me la beso.

Lo dicho, ya no me veía como la señora patrona, la doctora Ana nooo, ya se había tomado por derecho propio y me trataba como a su trofeo, ya no tenía vergüenza y de una colocó su mano sobre mi muslo apretándolo por momentos como diciendo:” Esto ya es mío”.

Bromeábamos y le decía lo descarado que era, como se le ocurre faltarme al respeto, jajaja.

-Descarado cuando cumpla mi segunda fantasía, ahí si me puedes llamar descarado!!,jajaja, me dijo y soltó una risa.

-Segunda fantasía?, ¿que se le ocurrió al señor ahora?

-Entendería que de pronto no quiera cumplírmela porque es muy fuerte.

-Uy más fuerte que morbosearle la esposa al jefe y manosearle las tetas?, le dije riéndome, decímela que tal que estés de suerte y te la pueda cumplir hoy?

Me miro con una sonrisa nerviosa y mientras subía mi falda para manosearme mis muslos y tocarme mi cuquita se soltó de una:

-Descarado el día que te haga mía en tu cama matrimonial y yo descanse del lado de tu esposo después de comerte por todos lados, eso sí sería descarado, y se quedó serio mirándome de reojo esperando mi reacción.

Yo mirando por mi ventana polarizada hacia la calle solo abrí mis piernas y levanté un poco mi rodilla izquierda para que pudiera correr mi panty y pudiera sentir su mano sobre mi cuca húmeda.

Mientras Marcos manejaba con una mano con la otra hurgaba mi vagina, yo me reclinaba hacia atrás para facilitarle su tarea.

Yo con los ojos cerrados y la respiración acelerada empezaba a gemir suavemente, mis movimientos pélvicos eran una clara invitación a que profundizara su hazaña.

-Que dices, me puedes cumplir esa fantasía?, me preguntaba una y otra vez.

Yo con los ojos cerrados, solo susurraba, no sé, tal vez.

Marcos insistía,

-Cuando me invitas a tu habitación?,

insistía Marcos,

-Dime que no te excita la idea y dejo de pedírtelo,

Yo seguía con los ojos cerrados y sin pronunciar palabra, solo respiraba de manera agitada.

-Te excita la idea que te haga mía en tu propia cama?

-Siiii, dije susurrando suavemente.

-Quieres comerte esta verga en tu cama?

-Siii, le dije mientras me contorsionaba en el asiento

-Quieres convertirte en mi PUTA?

-Siiiiiiii, le dije susurrando.

-No te escucho, quieres ser mi PUTA personal?, me pregunto Marcos.

-Siiiiiiii, le dije un poco más fuerte.

¿Qué quieres ser?, me volvió a preguntar más fuerte y con dos dedos bien adentro de mi cuca.

-TU PUTA, TU PUTA PERSONAL!!!!!!, le conteste casi gritando mientras sentía un orgasmo con los dedos de Marcos.

-Entonces voy a cuadrar el día y la hora para que me recibas en tu casa.

Estacionó el carro a una cuadra de la transportadora y se bajó el pantalón, no me dijo nada, no me pidió nada, solo saco su verga y la apunto a mi rostro, yo ya sabía lo que tenía que hacer, mientras se la mamaba, Marcos me manoseaba todo mi cuerpo, mis tetas, mis muslos, mi cuca y si también mi culo que lo violó con su dedo, ya le pertenecía a él, ya de ahora en adelante no podía negarle nada.

Había logrado que le confesara que sería su puta, ya nada podía hacer.

Lo masturbe con mi boca y me dijo que no vaya a manchar el lindo vestido que tenía puesto, así que ten cuidado de derramar mi leche, por lo que siguiendo órdenes lo recibí todo dentro de mi boca y cuide que no se regara ni una sola gota a fuera.

Continuará...

anita-cali

Somos pareja swinger

visitas: 1791
Categoria: Interracial
Fecha de Publicación: 2022-11-15 13:47:13
Más Relatos Por anita-cali
Compartir en:

6 Comentarios

Muy buena historia, directo a leer la tercera parte

2023-04-13 12:32:39

superexitante nos has provocado muchas culiadas

2023-01-07 03:01:47

Me encantan los relatos bien escritos, que van subiendo la temperatura en cada entrega

2022-11-17 19:37:36

Eres una perrita muy rrica y morbosa.me gustaría hablar con Tigo y morbociar un rato contigo

2022-11-16 11:42:10

super el relato te felicito yo soy esposo cornudo hace 7 años y me encanta sigue con tu historia que esta muy entretenida

2022-11-15 20:27:56

Muy rico continúa

2022-11-15 17:18:24