¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Cierto día después del trabajo llevé a la moto a un taller que me recomendaron, porque le sentí algo maluco. Llegué y un man me recibió me preguntó que qué le pasaba a la moto, la miró y me dijo que esperara que iba a entregar una moto y después miraba la mía. Al rato vi que otros dos manes que parecían del taller se estaba yendo, salió otro y bajó una reja hasta el suelo y la otra hasta la mitad y se despidió del que estaba revisando la moto y después el man que me recibió fue a subir la reja que estaba hasta la mitad y salió el otro cliente en la moto y cerró la reja hasta el suelo.

El mecánico me hizo mover la moto y me dijo: ahora sí hermano, miremos a esta nena qué le pasó?

El mecánico hizo lo suyo, yo la verdad no sé mucho de eso, me dijo cuál era el problema, que necesitaba cambiarle algo y me dijo el precio. Y de una acepté y se puso a hacer el trabajo.

El mecánico muy amable y buena gente, mientras el trabajo me puso conversa, me dijo que se llama Alex. Terminó el trabajo y le pagué y me dijo que si íbamos a tomar pola porque ya no había más trabajo hoy y le dije que sí, aunque yo no podía, entonces me dijo que lo esperara mientras se bañaba. Nos fuimos para algo así como una oficina y él se quitó overol y quedó solo en una pantalonetica que le quedaba como estrecha, parecían unos bóxer tipo pantaloneta, y ahí pude ver bien al man, no era gordo sino más bien grueso, pero no viga, debería medir un poco más de 1,70, se metió a bañar y después me dijo que le pasara la toalla que se la había afuera. El viejo truco de la toalla. Yo de buena gente se la llevé. El man abrió la puerta, estaba todo mojado y en pelota, el man cogió la toalla y por un momento también me cogió la mano, mis ojos se fueron de una a esas severa verga que tenía parada, tenía un poquito de barriga, pero estaba más interesante esa verga, casi me le tiro a mamarla.

Alex: qué? qué pasó?

Yo: no, nada

Alex: quiere?

Me dijo mientras se tocaba ese chimbo y veo que se baja el prepucio y sale una buena cabeza, yo lo dude por un momento pero con lo ganoso de verga que mantengo, me le tiré a mamar y que chimba de mamada le pegué.

Alex: esooo, hágale! Chúpeme la verga, desde que llegó sabía que te gustaba mamar.

Yo: eso parce, póngame a mamar que como una perra.

Alex: hágale, no pare que esto es para usted.

Yo escupía esa verga y me la metía hasta el fondo de la garganta, él me agarraba la cabeza y me la hundía más, se movía como si me estuviera clavando por la boca y yo me agarraba de ese culo, me sentía severa perra ahí arrodillado mamando, le chupé las güevas, me metía de a una en la boca y las saboriaba y me le fui yendo más allá buscándole ese jopo.

Alex: chupame el culo.

y se me puso 4 y yo me le fui a voliarle lengua al malparido este, tenia un culo grande y parado, y un jopo limpio olía a jabón de baño. No me aguanté y le pasé la lengua por esas nalgas, y las mordía con un morbo ni el hijueputa, le metí sus buenas palmadas, el man no decía nada, pero gemía de gusto.

Y así en 4 como estaba le chupé la güevas y le cogí pa’tras el chimbo y se lo volví a chupar, le pasaba la lengua desde la punta del chimbo hasta el jopo, y le metía la lengua. Que hijueputas nalgas tan buenas, sentía que se me perdía la cabeza en semejante culo. Le empecé a pasar un dedo queriéndose meter, pero él se voltio y sin previó aviso me comió la boca, uy marica, yo pensé que de verdad me iba a comer la boca, besaba como un hambre remalparida como si no hubiera besado a nadie desde hace mucho tiempo, estábamos arrodillados uno frente a la otro besando con una arrechera toda chimba.

Me metía la legua para que yo se la chupara, luego yo a él, nos mordíamos los labios, nos lamiamos la cara, el cuello, las orejas. Que chimba de morbo, el man estaba bastante arrecho, me acariciaba la espalda me toca el culo. se me bajó a chuparme las tetillas y siguió besándome el abdomen, el ombligo hasta que bajó a pegarse a mamar, uuuu severa perra para chupar chimbo, eso se veía como un ternero mamando, yo le cogí esa cabeza para que metértele el chimbo hasta las gargantas, me cogí la verga y le pagaba con ella en la cara, él me chupaba las güevas mientras eso yo le manosiaba ese culo todo grande.

Yo: parce venga que yo también se lo quiero mamar.

Entonces nos pusimos en un 69, el man siguió en 4 y yo me le metí por debajo para chuparle esa verga y él siguió chupándome la mía. Yo aproveché para chuparle también ese jopo y ahora sí le metí un dedo, le metí el dedo del medio y lo moví dentro de ese culo, le di vueltas y me puse a darle dedo, al principió el man se quejó un roce pero ya después le estaba gustando.

El man me abrió las piernas y me hizo levantarlas y me empezó a lamber el culo, le sentía esa lengua desde las güevas hasta el culo, me sentía todo arrecho, me chupaba el culo una chimba, yo abrí más las piernas y con las manos me abrí más el culo, yo ya gemía como una puta.

Alex: póngaseme en 4.

Yo no me hice esperar y me le puse en 4 con el culo levantado y con los codos en el suelo. El man se puso a darme lengua por el culo una chimba y a pajiarme al mismo tiempo, después es un rato de estar en esas:

Yo: parce! Espere! no siga que me va a hacer venir. Cláveme parce, métame la verga, deme sin mente.

El man de una se puso un condón y pa’entro con ese chimbo, yo ya estaba todo lubricado y con ese culo todo caliente, eso entro durito al principio pero después una chimba.

Yo: hágale! Pártame ese culo! deme duro que usted está es culiando es con una perra.

Y así le seguí diciendo cochinadas y ese man no me decía nada para estaba más arrecho que un hijueputa, eso me cogió como a cajón que no cierra bien, me dio con toda gana. Los dos gemíamos una chimba, se sentía el morbo y la arrechera.

Yo: parce, se lo va a dejar meter.

Alex: si, pero suave, hace tiempo que no me lo meten, pero se pone condón.

Yo: venga que yo le hago con cariño.

Le dije al man que se pusiera en 4 y me le fui a escupirle ese jopo y a darle lengua y darle palmadas en ese culote, el man estaba todo arrecho y se quejaba como una nena, jumm se estaba convirtiendo en mera perra.

Me paré y le puse en chimbo en la boca para me lo hiciera para bien, que chimba de mamada, me puse un condón y me fui a volverle a escupir ese culo y le fui metiendo la verga.

Alex: ay! ey! Suave! Que duele.

Yo: aguante parce que le voy es a dar verga.

Despacio le metí la verga hasta las güevas y despacio empecé pa’entro y pa’fuera, cuando ya sentí que tenía ese culo listo le empecé a dar con ganas.

Yo: ahora sí perra malparida, vas sentir lo que es tener una verga en el culo.

Alex: sí, sí.

Le estaba dando rico a ese culote, le seguí dando nalgadas, lo cogí del cuello y le hice voltiar la cabeza para chuparle tropa, le escupí la cara y lambí las babas, hasta le sentí el saldo del sudor de la cara. Que perra si estaba arrecha y yo también estaba todo arrecho comiéndome ese culo todo rico.

Volví a ese man toda una perra, al principio no me decía nada pero después me empezó a decir que era una perra.

Alex: sí, deme verga soy tu perra, soy tu zorra, ese culo es tuyo mi amor.

Así es que me gustan, machos que se vuelven perras cuando sienten un chimbo dentro del culo. que morbo escuchar ese macho vuelto una perra. Me vine todavía dentro de ese culo.

Yo: agracedé malparida que tengo condón si no te hubiera dejado preñada.

Le di su buena nalgada y me salí de ese culo y lo hice acostar y me le pegué a mamar esa verga y le puse un condón de los míos. Y cogí esa verga y con una mano me tenía del suelo para no caerme y con la otra apuntaba esa verga al culo y me le fui sentando, una chimba sentir esa cosa entrando en culo y empecé a moverme.

Yo: que chimba parce como se me abre el culo, que chimba de verga la que tenés.

Alex: hágale, dese verga que es suya.

Me senté bien en esa verga y empecé a mover solo el culo y el man este me cogía de la cintura y yo me sentía toda una hembra sentada en esa tranca, como el man no me daba nalgadas, yo mismo me las daba. Que morbo gonorrea.

El man se empezó a mover entonces me levanté un rose para que el man se moviera y me fuera dando verga, y le hizo todo rápido y sentí que se vino dentro del condón. Me paré y le quité el condón y le volví a chupar ese chimbo, luego subí y le chupé trompa y por un momento quedamos acostados boca arriba en el piso, descansando. Lo bueno es que el piso tenia como un tapete, como una especie de rompecabezas de una espuma.

Nos paramos nos vestimos y le dije que las polas mejor las tomábamos otro día porque ya me estaba era como cogiendo la tarde. Desde luego le cogí el número para escribirle, a lo mejor se vuelva a repetir y haya que volver a llevar la moto para que me haga el favor. Le di la mano y me iba a ir y me jaló.

Alex: así no se despide uno.

Y me volvió a chupar trompa y me bluyinió un ratico y después subió la reja y salí en la moto me fui.


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ