¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Hola lindurita ¿Cómo atardeces? No pensé verme nuevamente envuelto en tus fragancias ni en tu pequeña dulzura, no pensé verme nuevamente envuelto escudriñando tus bragas en escenarios púbicos sin importar los ojos que miran tantas chispas brotan al intercambiarnos caricias y que sabemos que los que están cerca lo notan y que no nos importa mas que besarnos y darnos placer a través de la piel y las vestiduras casualmente en algún café del centro de la ciudad, me gusta cómo te retuerces y te es imposible controlarte, me daña la mente pensar acerca de que tan mojada caminas luego de nuestros fugaces encuentros e imagino siendo tus bragas ahogadas en tus fluidos y se me hace agua la boca de pensar como seria volver a estar sobre ti arremetiéndote y viendo las mil y una cara que haces mientras te vienes una y otra vez y riegas tu divino liquido sobre mí y ver una a una las respuestas a los puntuales y perfectos golpes que tanto mereces y que tanto disfruto darte, desde el movimiento parabólico de mi mano hasta el impacto con tu tensa piel canela y todo tu cuerpo enrojecido y abusardado cual momento postume a una escena de un crimen consensuado.

No pensé verme nuevamente envuelto escribiéndote en el claroscuro de la tarde con una fuerte erección entre las piernas y un inofensivo café en frente de mi rostro; café que por algún motivo me hace agua la boca y me sabe un tanto a ti, humeante agridulce en el punto perfecto; hirviendo así que quema cuan placido ardor; e imagino diluyéndote entre mis manos como se diluye el endulzante del café y cuento las horas para volver a verte así casual como si nunca nos hubiéramos separado o como si nunca hubiésemos parado de fornicar como si nuestros órganos solo se estuvieran dando un descanso para continuar en un eterno y sincrónico entrar y salir en ti y en mi, en tu cuerpo y en mi mente, en mi cuerpo y en tu mente.


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ