¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Este es mi primer relato no soy experto en trasmitir en escrito lo que siento espero les guste para ver si me atrevo a contar muchas mas de mis locuras.

Era 1998 contaba en ese entonces con 18 años de edad, como todo joven tenía mucha imaginación y un apetito sexual desbocado, por razones de la violencia del país me toco salir de mi pueblo a esconderme un tiempo en otra ciudad de la costa, por eso me toco atrasarme con el final de mi primer semestre en la UAN, mi  maestra de matemática esa una dama no muy madura poco atractiva a la vista y de un trato muy seco, como decimos en la costa, sin embargo lejos estaba yo de saber que gracias a esta mujer mi vida cambiaria. Al volver llegue un arreglo con la universidad de recuperar la única asignatura que no había logrado superar por razones de dejar la U antes de tiempo, la docente acepto el vacacional pero arreglamos hacer las tutorías en su casa, todo comenzó normal, poco a poco y al paso de los días fui descubriendo un poco más de su personalidad y verla vestida más casual, pues siempre vestía muy formal, sabía que compartía apartamento con una joven que laboraba en la universidad como auxiliar contable, ya para la última tutoría note algo extraño en su forma de ser, pude notar que había estado llorando, charlando salimos de lo académico y me pregunto si tomaba le comente que muy poco, pero si quería tomar le acompañaba así comenzamos, compre en la tienda del conjunto donde vivía una botella de aguardiente cristal y las cosas se pusieron muy chéveres. Poco apoco se veía más desinhibida, bailábamos y charlábamos rico en la peq sala de su apartamento, teníamos como dos hora en eso, cuando comenzó a llover en la guajira muy poco llueve pero cuando lo hace es por lo general rayos y centellas. En eso se acordó de algo que tenía en el patio y salió a recogerlo, se mojó y como tenía un conjunto casual de los que acá usan en la casa se notaba el parte de sus cuerpo que nunca había visto entre ellas sus senos, subió se cambió , me llene de valor y le hice unos halagos, no se de dónde saque el coraje pues en ese tiempo era más bien bobo, no recuerdo como pero pasado unos minutos ya estábamos besándonos y allí sentada en la sala de su casa le hice un oral, el cual sé que no era muy bueno por la falta de experiencia pero ella me guiaba y por primera vez una mujer se vino en mi boca, subimos a su habitación y ella dejo de ser mi profe de mate para convertirse en mi maestra de sexo, las tutorías terminaron pero seguí visitando, cierto día me dejo un mensaje en mi corro que me decía que ese día me mostraría una sorpresa que había una copia de la llave escondida en una matera que en la costa hacen de llantas viejas, me dijo que entrara con cuidado y fuera al cuarto sin hacer bulla, me dio hora y mas detalles, así lo hice, vaya sorpresa me encuentro cuando la puerta del cuarto estaba entre abierta y me asomo al sentir los gemidos y veo a las dos mujeres teniendo sexo, esa escena me calentó mucho ella me vio y hizo una pausa levanto la cabeza d su compañera de vivienda la cual estaba en 4 mientras mi seño la penetraba con un arme. Como bobo en esa época me quede mudo ella me invito a pasar y me explico todo. Resulta que no solo compartían apartamento sino también cama la auxiliar contable de la U era lesbiana y mi seño era bisexual y eran pareja.

Me explico que querían experimentar un trio y que le brindaba confianza además poco  a poco logramos a entendernos muy bien en la cama decía le gustaba mi pene modestia aparte es un poco más grande y grueso del promedio, era la primera vez que algo así me pasaba y ella dijo que sería como una clase más d las que últimamente teníamos, tuvimos sexo muy rico las vagina de esa mujeres eran inmaculadas, un aroma dulce, rasuraditas, lamia la de la compañera mientras mi seño me lamia el pene, las bolas y debajo de ellas, es una experta no tarde en venirme cuando se tragó todo mi semen, pensé que había quedado mal cuando ella me mira y me dice no te preocupes lo solucionamos y me dio una mamada mientras acariciaba mis nalgas y de una me levanto de nuevo el miembro y de una comencé a penetrar a la muchacha mientras mi seño la lamia el año y metía el dedo, para pasar después a penetrarla con el arnes, luego cambiamos y fue la primera vez que tenía el ano de una mujer fue irreal, lo goce mucho al verla pedir más y gemir diciendo dame duro que soy muy puta, no se parecía en nada a esa chica que me atendía en la Universidad, ese día fue el comienzo de un año lleno de mucho sexo y experiencias con estas dos bellas damas. Con las cuales aprendí mucho sobre mi sexualidad y me abrieron la mente a convertirme en lo que soy hoy.


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ