¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Era un fin de semana, la gente acostumbraba ir a la Universidad a hacer ejercicio, era un ambiente relajado, acababa de salir de la piscina y ya eran más de las 3 de la tarde, a esa hora un fin de semana no había casi gente, muchas personas se iban entre 1 o 2. Fui por mis cosas a los casilleros y entré a las duchas, habían unos tipos que los haciendo apnea, uno que tenía ropa de como de trotar y unos cuantos parecían que estuvieron haciendo barras; cada quien estaba en lo suyo, entrando a las duchas comunales, haciendo fila o cuidando pertenencias. 

Cuando salí de la ducha quedábamos 5 personas, había un ambiente tenso, como raro, habían mirada con recelo y sigilo, de esas que se lanzan esperando que nadie las vea, la verdad daban mucho visaje, al final un mancito que era el que parecía haber estado trotando se bajó la toalla y dejó al aire su verga erecta, era blanca con glande rosadito, el man era delgado, blanco de cabello castaño claro, estaba algo rojo en la cara y brazos gracias al sol y aún tenía gotas de agua en su cuerpo tras la ducha, comenzó a masturbarse en frente de los otros 4 que estábamos allí, dos de los que estaban haciendo apnea, ambos de cuerpos normales, bronceados, de estatura promedio pero de cara bonita, ellos se quedaron viendo sin disimulo la verga erecta, hasta que uno se animó a bajarse el traje de baño, tenía marca de bronceo cosa que me pone a mil, acto seguido el otro lo siguió y se comenzaron a hacer una paja mutua mientras se tocaban entre sí, su vergas eran morenas, una de ellas curvada hacia abajo como un gancho, la del otro ladeada hacia un lado. El otro man que parecía que estaba haciendo barras, de cabello largo màs abajo de los hombros, flaco musculado y quemado por el sol, el tipo de una se bajó la pantaloneta y se comezó a masturbar mientras se acercaba al tipo que inició todo, con una mano le tocaba las nalgas  de tal manera que todos viéramos y con la otra se pajeaba. Yo estaba sorprendido, nunca creí que esas cosas pasaran, y nunca creí que me fuera a pasar. Tuve una erección de una entonces me quité la toalla, no me masturbaba, solo veía mientras mi verga estaba tiesa como una piedra, esa escena estuvo varios minutos, uno de los que estaba nadando se separó para asomarse si venía gente, aunque a esa hora casi no quedaban personas por la zona de deporte, es mejor prevenir que lamentar, y màs porque 3 de ellos no parecían de la vuelta.

El tipo volvió a entrar y se dirigió donde el man de pelo largo, le apartó sus manos del culo al otro y se puso  a darle lengua, el mancito blanco de una cambió su expresión y se mordió el labio, el de cabello largo lo tomó por el cuello y le tapó la boca mientras le lamía las orejas. Nos hicieron señas de que nos acercáramos, pero en esas entró un man mayor en traje de baño, no recuerdo haberlo visto en piscina, pero ahí estaba él, de una se quedó mirando y todos azarados no sabíamos qué hacer hasta que el man nos hizo la seña de silencio

--SHH, que chimba parceros, sigan en lo suyo que también me trama esto.

Con cara de duda, los tres que estaban juntos siguieron en lo suyo, este tipo, que se veía mayor, tenía un cuerpo cuidado, vello recortado casi que al ras, de esos que pican, se les acercó y puso una de sus manos en la cintura del que le voleaban lengua mientras ponía otra en la cabeza del que estaba chupando culo, hizo fuerza y los puso a que siguieran mientas ganaba su erección, el man que chupaba culo hizo seña que lo dejara parar para tomar aire, eso hizo, pero este man mayor se me sentó al lado, se bajó el traje de baño y comenzó a masturbarse y masturbarme, luego de un rato seguíamos viendo como los dos manes de apnea le daban lengua y se lo turnaban mientras el de cabello largo lo ponía a marma, el mayor me cogió y me puso a chuparle los pectorales mientras me pajeaba, seguimos así hasta que me hizo levantar y los 6 nos juntamos, comenzamos a tocarnos entre todos, sin besos, solo tocarnos hasta que los de apnea dijeron que se iban a venir; de una el man que inició todo se arrodilló, abrió la boca y cerró los ojos, hizo lo mismo el man mayor, y entre los 4 nos masturbamos hasta acabar en sus caras, la leche entraba entre sus bocas y se escurría por sus pechos, el mayor se levantó y también se vino en la cara del otro mancito, que al ver que todos nos vinimos nos la chupo a cada uno par sacarnos la leche.

Los dos se metieron a bañar, y los demás nos limpiábamos, algunos nos dimos una última ducha solo para limpiar el sudor, los primeros en irse fueron los de apnea, el siguiento fue el man maduro, el de cabello largo antes de irse nos tomó al otro man y a mí y nos dimos un beso triple, las lenguas calientes y húmedas de los tres se turnaban para entrar en la boca de los demás, al terminar guiñó el ojo y se fue, me despedí del otro tipo y me abrí del parche.

Varios fines de semana pasaron cosas de morbo en esas duchas, hasta el man de cabello y largo y yo nos llegamos a coger confianza y hablábamos de vez en cuando en las zonas de deporte, pero bueno, solo era eso, un conocido de morbo. 


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ