¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Estaba a punto de cumplir 21 años, vivo en Bogotá. En un fin de año, hice un viaje con mi familia a la playa. Es un lugar un poco apartado y muy tranquilo para disfrutar... El caso es que pasados 3 días allá, mis padres nos avisaron que un tío recién había llegado al aeropuerto y se habían ofrecido a ir por él... Mi hermana mayor, tiene unos 25 años, quién se suponía se quedaría a cuidar de mi hermanita menor, durante su ausencia olvido unos libros importantes de la U y no sé qué más, por lo que yo me ofrecí a cuidar a mi hermanita mientras volvían… Total accedieron y se fueron…

Ese día ya hacía un calor terrible estaba yo tirado en una silla frente al mar cuando mi hermana sale en su vestido de baño, que debo decir a sus 16 años le quedaba fenomenal… Ella es morena, ojos claros, y en ese momento tenía grandes y redondeados pechos, cinturita delgada y un culo paradito que provocaba comérselo...

Se sentó a mi lado y me dijo que estaba aburrida... Y que sabía que nuestros padres tenían algunasbotellas de aguardiente en la alacena de arriba y que quería que la acompañara en unos tragos, que total nadie se iba a enterar... Yo le pregunte entre risas... Que si había tomado antes, a lo que ella me respondió que algunas veces, con sus amigas del colegio… pero que nunca se había emborrachado y que quería precisamente eso... Nos servimos un par de tragos y empezamos a conversar…

Evidente era que no sabía tomar puesto que hacia unas caras, y tosía fuerte con cada trago… Yo jugando de conocedor le empiezo a decir que habían muchas cosas que le podía enseñar, por ejemplo a tomarse un trago… Entre risas e intentos ya se me había adelantado en unos 7, bastante me parecía a mí y pues su ebriedad era notable ya…

Pasado un rato y otras copas, me empezó a comentar que el novio que tenía era muy lindo y todo pero que no la entendía... Yo medio borracho y muy bebidole pregunte ¿porque? Seguro me va a salir con alguna cursilería pensé… A lo que me responde que ella se sentía preparada para hacer cosas pero que el novio era muy tímido… Cosas ¿cómo?? Le pregunte… Para ese momento ya habíamos regresado a la habitación del hotel y estábamos en la sala…

Que me bese mejor, nunca me toca, no me deja tocarlo, cuando estamos solos siempre me deja con ganas… Yo la volví a ver con cara de... Wooooow!!! Mi hermana seguido de eso me pregunto que si no había problema de que habláramos de eso… Yo le dije que tranquila, que para eso soy su hermano mayor y que la voy a cuidar... Es más hasta te puedo enseñar… No sé por qué dije eso...

Una pequeña pausa de silencio y se volvió hacia mí y me dijo... ¿en serio? – claro, mientras le servía otro trago… Se sentó junto a mí en el sillón y medio trago fue a parar en su cuello, por lo ebria que se estaba... Le dije que yo le secaba y me dijo que con la boca... Medio inseguro me acerque y empecé a lamer de arriba a abajo su cuello…

Gemidos entre cortados salían de ella, pronto me retiré un poco hacia atrás y con una voz muy sexy me propuso a que le enseñara todo lo que pudiera y que sería nuestro secreto, y que mi lengua sobre su cuello la hizo querer más… Yo no estaba seguro, pero al verla ponerse de pie y quitarse la parte superior de su vestido de baño y mostrarme esa preciosura de tetas, la agarre de las nalgas y la levante hasta la cama del cuarto…

Y acostada me le tiré encima y empecé a besar su boquita, bajando por su cuello hasta su tetas que manoseaba y agarraba lamiendo todo espacio con delicadeza... Te gusta le decía yo – sigue, sigue, me decía con respiración agitada... Baje hasta su vagina y quité su pieza de abajo para descubrir esa mojada y rosadita vagina, toda cerrada...

Mientras le metía la lengua sentía como vibraba al ritmo de mis movimientos... Uno por uno empecé a meterle mis dedos provocando cada vez gemidos más profundos y fuertes… sentía como una de sus manos me empujaba la cara más hacia su vagina…

Toda mojada, le volví y la puse de 4 y me saqué la verga que tenía a punto de estallar… La agarro con las 2 manos y me dijo que la quería en la boca, yo le dije que se esperara y poco a poco empecé a meterle la punta en su concha... sentía el camino muy apretado mientras el metia por completo mi pene...

Mis penetracionesse volvían más veloces y hacían que mi hermana gritara de dolor y placer… Dame, dame , dame , me decía mientras la hacía mía... ¿Te gusta?? Rápido, duro duro dame dame... Se vino 2 veces... Cuando sentía que me venía se la puse en la boca y como toda una profesional me la mamo hasta que me vine en sus cachetes y tetas… Con las sábanas la limpie y nos metimos de prisa a la ducha por temor a ser descubiertos…. Lo que pasó el otro día fue todavía mejor


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ