¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Todo comenzó desde que conocí a la que ahora es mi esposa. Un dia  fui a visitar  a mi novia y como no estaba, quien me abrió la puerta fue   su mama, una mujer no muy bonita pero si muy bien de cuerpo para su  edad (tenía  48 años)  bien formada,  con una enorme sonrisa y me dijo que Pilar (mi novia) no se encontraba así que decidí esperarla,  me indico  que pasara adentro a sentare mientra llegaba , al poco rato de estar sentado en la sala , mi suegra se sentó a mi lado y al poco rato de estar viendo televisión juntos y charlando sobre muchas cosas  , ella empezó a reírse y en un momento  me dio  un  abrazo dejándome  sentir sobre mi pecho sus enormes senos y sentir su cuerpo junto a mí.  Fue como una descarga de electricidad, reaccione y nos separamos, ella incomoda se levantó y fue a la cocina a traer algo de tomar. La situación se puso tensa,  a tal punto que me despedí y me fui…me asustó que hubiera podido ver mi verga parada por la excitación del momento.

Después de eso, en  cada ocasión en que iba a visitar a mi novia, mi suegra abría la puerta y note que ella se ponía ropa muy excitante, a veces incluso sentándose frente a mi como provocándome y coqueteándome. después de unos meses mis suegros se divorciaron y mi suegro se fue de la casa quedándosemi novia y su madre , mi suegra permanecía sola en la casa, yo había entrado a la universidad que está cerca de la casa de ellas , saliendo de la escuela siempre pasaba a saludary casi siempre mi suegrita esperaba en la puerta a que yo pasara por allí ,un dia salí de clases temprano y al pasar frente a la casa de Pilar , mi suegra estaba en la puerta y yo la salude con la mano como siempre , pero me urgía ir a orinar así que me dirigí directamente a ella y le pedí prestado el baño, ella abrió la puerta yyo entre algo de prisa , abrí la puerta y descargue mi apuro.

Al salir me quede sorprendido, más bien embelesado al descubrir a mi suegra agachada de espaldas a mi mientras buscaba algo en un mueble de la sala , su falda se había recogido y debajo pude ver una mini tanga metida entre su amplio y hermoso culo. me quede en la entrada de la puerta contemplando su bella figura, ella se sorprendió al principio, cuando giro su cabeza y me vio , pero no hizo ningún intento por taparse, titubee un poco ,pedí disculpas y gire mis pasos y me senté en la sala.

Mi suegra me pidió esperaren la sala ya que ella iba a bañarse, un rato después salió de su alcoba con un vestido entreabierto de las piernas y una blusa muy provocativa ,muyabierta para dejar ver un amplio escote , con una tetas a punto de saltar sobre mí. Se paró frente a la puerta de la entrada y me pidió que le diera mi opinión. Yo le dije…se ve más que hermosa suegrita.

Nos sentamos a ver televisión y mientras tomábamos una gaseosa con hielo,ella me dijo que deseaba un masaje pues se sentía muy tensa, le dije, si desea yo puedo hacerlo, no soy experto pero si me defiendo… ella acepto y yo feliz.Todavía un poco sorprendido por lo sucedido momentos antes.

En realidad, para el masaje, el sofá no era nada cómodo, pero ninguno de los dos pensábamos ya en el masaje. Me miró al paquete y vio como lo tenía. Se mordió suavemente el labio inferior. Miré a su entrepierna y vi que tenía una pequeña mancha a la altura de la raja. Empezó a tocarme la verga por encima del pantalón. Me la sacó y se la metió en la boca. Me la chupó durante un rato mientras yo le tocaba su vagina y su clítoris, grande y húmedo. Rápidamente me quité la ropa. Le quité a ella las bragas y metí mi cara en su enorme clítoris. Lo tenía bien depilado. Parece ser que hacía tiempo que esperaba esta visita. Estaba delicioso. Chupé y chupé. De vez en cuando frotaba con la punta de mi lengua para excitarla aún más. Restregué toda mi cara en su cueva, yamojada, una y otra vez. Luego chupé sus piernas. Me encantaban. Para ser una mujer mayor tenía la piel tersa. Subí y la frote tiernamente mientras con mi verga buscaba su sagrado agujero. Puse la punta en su raja y empujé lentamente. Entró sin problema. Estaba muy mojada. Se la metí hasta el fondo una y otra vez, mientras tocaba esas enormes tetas y chupaba sus pezones. Grandes y marrones. Cuando estaba a punto de correrme,paré. Le susurre al oído que se diera la vuelta. Se puso al estilo perrito. Yo entonces bajé para chupar su hermoso culo y su cerrado y apretado ano. Lo chupé hasta la saciedad, metiendo la lengua todo lo posible. Estaba muy húmedo. Toda ella estaba muy sudada. Mientras le acariciaba el clítoris con mis dedos. Gemía muchísimo. Estaba muy cachonda. Parecía que no le habían follado hacía siglos. Cuando ya su ano se puso bien dilatado, apunté mi misil hacia el agujero y la embestí. Se resistió algo mientras entraba mi pene erecto. Grito un poco por el dolor. Pero enseguida se relajóy le pude meter mi verga hasta el fondo. Le frotaba el clítoris con mis dedos. Y le daba duro, duro por el culo una y otra vez. Por entre los pliegues de mi vergay su anovi correr mi leche cuando me corrí. Pero no quería correrme solo en su culo. Quería correrme en su hermosa y ancha vagina. Así que le di la vuelta una vez más y me tumbé encima de ella. Penetrando esa hermosa y bien depilada raja mojada, hasta que me vine como una bestia dentro de ella.

Luego me detuve, me baje de ella y me senté a beber mi vaso, la bebida se había calentado y los hielos ya no existían.

Desde aquel dia visito solo de vez en cuando a mi suegra y ella me espera con una sonrisa en los labios y un deseo húmedo entre sus nalgas y su vagina.


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ