¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

No es a pesar de los años, es gracias a los años que disfrutamos el sexo

El compartir la tarde en la piscina con la pareja de españoles fue muy agradable. Al regresar a nuestro cuarto conversamos sobre lo excitante que fue para nosotros además de los temas tratados con ellos sobre nuestros gustos sexuales y experiencias voyeristas y exhibicionistas y las de ellos, el haberles regalado visualmente los senos y la casi desnudez de mi mujer y ella apreciar, como yo, los cuerpos de ellos y sentir la proximidad de los mismos. Descansábamos acostados comentando los detalles de la tarde incluyendo la presencia del barman que terminó fungiendo de mesero para tener una excusa y acercarse a nosotros acariciando con su mirada a las dos mujeres que se divertían descaradamente al final, quizá por los tragos consumidos, al llamarlo a el y al mesero para hacerle cualquier pregunta o comentario inane. Y surgieron las preguntas, ¿te divertiste, te gustó, que fue lo que mas te excitó, ella te agradó, y él?. Sí me divertí, especialmente por haber provocado a los empleados de la piscina, creo me dijo, que esta noche se masturbarán y si tienen parejas se acostarán con ellas pensando en nosotras, me gustó dijo, ver como tú no le quitabas los ojos de encima a Angélica y la manera como ella se te acercaba, me excitó mucho cuando Javier se me acercó por la espalda, tanto que llegué a sentir su pene rozando mis nalgas, al referirse a Angélica dijo: “está muy buena, se que a ti te gusta, pues a mí también al igual que su marido. Mientras ella me hablaba, acariciaba sus tetas, sus nalgas, abrí sus piernas y pasé mis dedos por su vulva, la cual sentí húmeda. Giré mi cuerpo y tomé un estimulante clitorial que tiene varias velocidades, jugamos un rato y estimulé su libido fantaseando con Angélica, diciéndole como la acariciaba, describiéndole como le tomaba los senos y como ella chupa los de Angélica y en esas, mi esposa consiguió su orgasmo, lo disfruté, más no intenté penetrarla, la noche no había comenzado, teníamos una cita pendiente con los españoles, debía reservarme, mi edad no me permite una doble faena de penetración y eyaculación en unas pocas horas, aprovecho el período de excitación que me permite mantener las ganas por tiempo prolongado y me hace “competitivo” sin tener que abusar del uso del viagra,  cialis  o cualquierotro fármaco que cuyo abuso puede traer consecuencias que pueden terminar siendo fatales.

Descansamos, dormimos un rato hasta las 9 ó 9:15 pm para estar a tiempo en el bar del hotel.

Mientras mi esposa tomaba un baño, tal cual es nuestra costumbre, escogí lo que ella utilizaría como prendas de vestir esa noche; un traje negro de organza de seda translúcida que atrasluz deja más que adivinar el cuerpo de mi mujer, especialmente sus senos máxime cuando el vestido tiene un profundo escote en v, espalda totalmente descubierta. El vestido se sostiene con unas tirantas que permiten regular hasta donde se quiere que el escote cubra. El largo del vestido llega hasta un poco más abajo de las rodillas de mi mujer. Panty, hilo color carne, por supuesto sin brasier, zapatos de tacón alto. Para mí elegí vestido completo color beige de lino, sin corbata, una camisa azul cielo, zapatos mocasienes marrón claro. La razón de vestir un poco elegante formaba parte de la sorpresa que tenía preparada para mi esposa, ya les contaré.

Un apunte final, mi esposa tiene 59 años y responde sexualmente mejor que una jovencita. Lo que quiero apuntar es que la mujer puede disfrutar su sexualidad a pesar tener más de 60 años, solo debe creer que sí puede disfrutar y hacerlo con la experiencia de los años y la confianza en su pareja lo cual le permite dejar de lado las inhibiciones.


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ