¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Sexo Con Mi Tia, Historia 100% Real

Esta historia sucedió ya hace varios años, la tengo en mi memoria como el recuerdo más placentero y excitante que he vivido

Desde muy niño tuve mi despertar sexual, y no sé por qué siempre tenía más atracción por las mujeres mayores.

Tengo muchas tías por parte de mi mamá, y por genética todas son culonas y siempre en las reuniones y fiestas familiares les morboseaba esos traseros tan ricos que ellas tienen en especial a una porque su forma de ser y de vestir siempre me parecía muy atractiva y sexy.

Ella en ese entonces tenía 45 años y yo 27, es de estatura baja muy nalgona algo troza cabello corto y unas tetas pequeñas redonditas y deliciosas.

Siempre me imaginaba muchas cosas con ella incluso a la edad de los 15 años aproximadamente cuando la testosterona de nosotros los hombres esta por las nubes me masturbaba pensando en ella o viendo fotos.

Un día mi tía llego a mi casa de visita y todo era muy normal como lo habitual, yo la morboseaba muy discretamente porque nunca fui capaz de insinuarle algo.

Llego la noche y empezó a llover de una manera monumental entonces mi mamá le dijo

Quédese amaneciendo, que afán de irse para su casa!

Y efectivamente ella decidió quedarse y yo empecé a contarle historias de que en mi casa espantaban, cosa que era cierto, pero solo era para asustarla porque ella le tiene mucho miedo a esas cosas,.

Cuando mi mamá se iba a poner a organizarle donde dormir mi tía le dijo…

No, venga que se va a poner en esas yo duermo al rinconcito de él (refiriéndose a mi).

Mi mamá le dijo…

¿Ay pero ahí no quedan muy estrechos?

A lo cual yo respondí…Mi cama tiene dos colchones podemos bajar uno y que ella duerma en mi cama.

Mientras yo bajaba el colchón y organizaba para acostarnos a dormir ella se puso una pijama que le presto mi mamá que le quedaba muy ajustada a su cuerpo y se le forraban esas nalgotas que yo con solo verlaspensé, que rico el culo de mi tía.

Yo me iba a acostar en el piso en el colchón para que ella durmiera en mi cama pero ella me dijo que no, que ella dormía abajo en el colchón y que yo me quedara en mi cama

Nos acostamos y apagamos la luz, pero por la ventana de mi habitación entraba algo de luz lo que hacía que no quedara totalmente oscura y todo parecía que iba a ser una noche tranquila donde solo íbamos a dormir y ya

Resulta que el tendido de mi cama era largo llegaba hasta el piso, y cuando yo me moví para cambiar de lado, el tendido acaricio la pierna de mi tía y ella se pegó un susto porque pensó que alguien la había tocado, y creo que había quedado sicosiada por lo que yo le había contado historias de miedo antes, entonces salto de un brinco a mi cama me abrazo y me dijo..

Ay, alguien me toco la pierna!!...

yo ya me estaba quedando dormido, eran como las 12 o 1 de la mañana, pero eso me hizo dar mucha risa, me quito el sueño y yo le dije que se calmara que no había nadie entonces se quedó al lado mío abrazándome.

Yo al sentirla cerca empecé a acariciarle la espalda muy suavemente sin que se notara alguna intensión, luego de un rato de estarle acariciando la espalada ella empezó a responder de la misma forma.

Yo estaba sorprendido y sus caricias hicieron que me empezara a calentar, caricia va caricia viene y cada vez era más intenso y le sentía su respiración cada vez más fuerte, sabía que estaba excitada y yo ya estaba a míl y ella hizo un movimiento rápido que yo quede encima de ella y mi rostro quedo justo en sus tetas.

De lo caliente que ya estaba solo me deje llevar por la excitación y empecé a besarle las tetas y ella respiraba más fuerte y me acariciaba la espalda, los brazos, y me cogía la cabeza. Baje mi mano a su cuquita y se la tocaba por encima de la pijama y ahí fue cuando ella también se animó y bajo su mano a tócame la verga que ya la tenía durísima

Así nos tocamos un rato hasta que fui metiendo mi mano dentro de la pijama y oh delicia cuando logre llegar a su cuquita, estaba mojadisima y cuando la toque y empecé a acariciarle el clítoris empezó a gemir delicioso.

Ella me bajo la pantaloneta y el interior y agarro mi verga con mucha fuerza y me masturbaba delicioso, cuando se movió y se puso encima mío y bajo sin mediar palabra y de inmediato empezó a darme una mamada que uuufff que delicia…yo estaba que ni lo podía creer….era mi tía y me lo estaba chupando…mi sueño de tantos años se estaba haciendo realidad.

De lo arrecho que estaba le dije…

Uufff tia que rico

Y ella respondió.

Si te gusta?

Yo le respondí…uuyy si

Se metía mi verga hasta el fondo me lo chupaba delicioso, se le notaba que le gustaba mamar verga y se lo pasaba por la cara

Yo la cogí y la volteé la acosté le subí las piernas, me moría de ganas de bajarle ya que me encanta hacer sexo oral y empecé a darle lengua en esa cuquita que ya la tenía súper mojada, lo hacía suave pero con firmeza y le metí un dedo mientras mi lengua se la pasaba por el clítoris, luego le metí dos dedos

Ella gemía delicioso yo solo escuchaba que decía

Ahhh aahhh   ahhhh uummmm   aayyy

Así estuve besando esa rica cuca jugosa y deliciosa, luego subí besándole el abdomen y luego las tetas cuando me agarro de la cabeza y me dio un beso apasionado y me dijo

Ahhh como lo hace de rico mi amor

Yo no atine a decirle nada solo me acomode para penetrarla y me freno, me dijo…

No, no espera!

Yo le respondí. Que paso? Por qué no?

Y ella me dijo…es que no se, me da miedo

Yo muy suavemente le dije, tranquila tía, nadie se va a enterar además esto yo lo deseaba desde hace mucho tiempo.

Saber que yo la deseaba le produjo algo por que se mordió los labios, me miro con deseo y me abrió las piernasofreciéndome esa cuca deliciosa que tanto deseaba penetrar y yo muy suavemente fui metiendo mi verga y ella se mordió los labios y empezó a gemir yo fui aumentando la velocidad y ella se agarraba las tetas se pellizcaba los pezones y bajo una mano para ella acariciarse el clítoris mientras yo la penetraba.

Me sentía en el cielo, no quería que esa noche nunca se acabara, la bese mientras la seguía penetrando y luego le dije…

Uuff tía que rico como esta de mojada, me encantas, que cuquita tan rica aahh

Y ella me decía con la respiración a mil…

Ayy sí que rico mi amor…dame más. Dame….me encanta como me comes…ahhh ayyy

La verdad no quería ni venirme, era tanta mi fascinación que no quería acabar rápido y no sé cómo hice para aguantar.

Luego le dije que se volteara y ella muy obediente se puso en cuatro y ohhh dios mío…que culote y en ese momento esas nalgotas eran todas para mí. La penetre y ella seguía gimiendo y con una mano se agarró una nalga para abrirla y que yo pudiera ver como entraba y salía mi verga.

Luego me acosté y ella agarro mi verga con su mano me masturbó y me lo empezó a mamar otra vezy puso su cuca en mi cara para que yo le diera lengua haciendo un rico 69

Luego ella se bajó y se montó encima mío cogió mi verga y ella misma la metió en su cuca…yo estaba acostado viendo la cara de puta que tenía mi tía y como rebotan las tetas mientras me cabalgaba

Ya ella me djo…

Papi vengase ya, quiero que te vegas ya. Yo ya me he venido muchas veces.

Entonces me pare ella se arrodillo me lo chupo otra vez y me decía…

Amor dámela ya que rico…uummm dámela toda.

Yo ya no pude más y exploté, me vine como nunca. Solo veía a mi tía con su boca abierta y la lengua afuera recibiendo todo mi semen y me daba mucho placer ver como se saboreaba y pasaba mi verga por sus labios.

Ya ella se paró, fue al baño a limpiarse, luego fui yo y cuando volví me acosté al lado de ella y así nos quedamos dormidos.

Luego al tiempo lo hicimos una segunda vez, también la pasamos delicioso ha sido el sexo más rico que he tenido en mi vida.

Espero les haya gustado mi historia que es 100% real, esto no se lo he contado a nadie, sé que me alargue pero quise contarlo todo con lujo de detalles


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ