¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Después de aquella primera vez con mi madre en el pueblito cerca de Bogotá, regresamos a nuestra vida normal. Claro que desde ese viaje nospasábamos más tiempo junto de seguido, aunque sin hablar de lo sucedido.

Poco a poco fuimos comunicándonos sin palabras hasta tener una comunicación casi intuitiva. Era frecuente que cuando estábamos solos en su casa, la encontrara cambiándose de ropa y casi desnuda  lo que ella  parecía agradarle tanto como a mí, varias veces la encontré cambiándose de ropa, con las pantis abajo, poniéndose o quitándose las medias, etc.

Esta situación me provocaba mucha excitación y a ella también, lo que era muy excitante en nuestra situación sin inhibiciones.

Una tarde al ir de visita a su casa, fue que encontré a mi madre sentada en la entrada y la salude de manera muy efusiva casi besándola en la boca y dejándole sentir un poco mi lengua…mmm, lo cual  ella me lo correspondió  e intercambiamos una miradas con mucha lujuria y en ese momento sonó el teléfono de la casa lo que rompió el momento.

Ella me dijo quellegue a tiempo porque entraría a bañarse y que si sonaba el teléfono contestara. Un momento después me llamo desde el baño para pedirmeque le llevarael champú que se le había quedado en la cocina. Por lo cual baje y al subir halle la puerta del baño abierta.

Ella estaba aún semidesnuday sin darse cuenta que yo la miraba desde la puerta, termino por bajarselos panti hasta los tobillos. Yo disfrutaba esa visión otra vez y ya no me aguate más, me entrea la ducha, me arrodilley empecé a besar y chupar sus piernas hasta terminar en la parte interna de sus muslos lo cual provocaba que ella empezara a gemir y contorsionarse más y más hasta llegar a un intenso, largo, ruidoso y entrecortado grito-gemido.

En ese momento comencé a besar, chupar y lamer su húmeda vagina lo que le provoco que mi madre gimiera entrecortadamente de manera más y más ruidosa lo cual era muy excitante tener a mi madre de nuevo en esa situación ,mmmm.

Acosté a mi madre en el suelo, completamente desnuda, e inmediatamente empecé a  chupar sus grandes y jugosos senos con unas ganas tremendas como si fueran los últimos senos que chuparía en mi vida. Ella disfrutaba tanto como yo cada momento.  Me concentre en chupar por largo rato cada uno de sus senos hasta el punto que mi madre gemía ya entre cortadamente y me apretaba mi cabeza fuertemente contra sus tetas como si quisiera que me los comiera completamente.

Todo estaba listo, así que decidí penetrarla sin protección alguna. Su vagina estaba completamente lubricada así que ingreso completamente todo mi pene con facilidad hasta llegar al fondo de su vagina, mi madre me  abrazado con sus piernas y con sus brazos mientras yo metía cada vez más mi pene en su vagina y después de una rato sentí como su vagina succionaba  cada vez con más fuerza mi pene como queriendo exprimirlo a cada momento y sacar del todo su contenido.

Más tarde el clímax llego y no pude sacar mi pene de la vagina de mi madre porque ella me tenía bien abrazado con sus torneadas y ricas piernas así que termine por depositar en el fondo de su vagina una cantidad abundante de candente y viscoso semen, mientras sentía como su vagina succionaba poco a poco todo mi semen depositado. Mi madre no dejaba de gemir ahora de manera más ruidosa y entre cortada como si estuviera disfrutando al máximo cada momento. Su vagina se encargó de succionar cada gota de mi semen depositado y de exprimir mi pene hasta la última gota de su viscoso contenido.

Razón por la cual, entre gritos y gemidos entre cortados, perdí completamente la noción del tiempo y del espacio.  Recobre la conciencia estando aun sobre mi madre y con mi pene en el fondo de su vagina, al parecer, ambos dejamos correr nuestros instintos hasta el punto de quedar cansados y exhaustos. Mi madre era muy buena amante de su hijo definitivamente


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ